994953207 – SOY MIRANDA UNA NENA EN MIRAFLORES, UNIVERSITARIA DE LUJO, MUY BONITA

Etiquetas

,

994953207 – Miranda, soy una dama de compañía de gran lujo, mis servicios sexuales son exclusivos y los doy en un departamento privado en Miraflores.
Mi trato de amante es súper cariñosa, en mi servicio scort te trato con besos y masajes relajantes, vamos a hacer las poses que más te agradan y te voy a hacer un rico sexo oral que te volverá desquiciado.
Gozarás de un encuentro diferente, llámame y haz una cita a mi cel novecientos noventa y cuatro millones novecientos cincuenta y tres mil doscientos siete. Te espero pronto en mi depa, es cómodo y reservado. Te encantaré mi amor, besos.

 

La entrada 994953207 – SOY MIRANDA UNA NENA EN MIRAFLORES, UNIVERSITARIA DE LUJO, MUY BONITA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2wr1w7r
via IFTTT

Anuncios

979881523 – SOY FEFA, RICA UNIVERSITARIA QUE TE DARÁ UN ANAL COMPLETO CON TRATO DE PAREJA Y UN BUEN ORAL

Etiquetas

,

Fefa, una quinesióloga que ofrece su cuerpazo para tu placer, me agrada que me hagan de todo, soy muy arrechita y hago esto para continuar mis estudios conque si me cooperas te voy a estar muy agradecida y te agradaré con todos tus caprichos.
Te voy a dar un genial y cariñoso trato de pareja cumpliendo vehementemente tus fantasías, vas a tener anal de principio a fin y masajes cuerpo a cuerpo de mucho lujo.
Te espero de lunes a domingo las veinticuatro horas o bien si quieres vamos a un hotel. Si te quieres entretener a la vera de una preciosa señorita de piel clarita entonces pídeme una cita en el teléfono novecientos setenta y nueve millones ochocientos ochenta y mil quinientos veintitres, aguardaré por ti en Miraflores, Lima.

La entrada 979881523 – SOY FEFA, RICA UNIVERSITARIA QUE TE DARÁ UN ANAL COMPLETO CON TRATO DE PAREJA Y UN BUEN ORAL aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2jyjJKo
via IFTTT

A MI SUPERVISORA ANIA GADEA DESNUDA ME LA TIRE AL SEXTO DIA

Etiquetas

,

Después de tres larguísimos meses sin encontrar trabajo, por fin conseguí uno. Quizás no era lo que ansiaba, pero al menos recibiría una paga. “Ok señor Wilson, lo esperamos el lunes a las ocho de la mañana para que empiece a trabajar”.  “Gracias, hasta el lunes” sonreí y me retiré. Llegar hasta la zona financiera de San Isidro desde el Puerto Chalaco no era nada fácil y era una de mis preocupaciones y dudas, si regresaba el lunes a aquel trabajo. De pronto, al salir del ascensor me topé con ania gadea desnuda una hermosa mujer, que a pesar de ir caminando muy apurada ella, pude notar que tenía unas piernas fuertísimas, color canela y muy bien contorneadas.

ania gadea sensual

Al fin lunes, con los nervios propios de un primer día de trabajo, las ansias por ver aquella hermosa mujer eran mayores que el inicio de trabajar, incluso llegué temprano, cosa no muy habitual, pero así se dio. Como era temprano esperé en la puerta del ascensor al momento que llegara la piernona, creo que me enamoré a primera vista. Ya faltaban tres minutos y nada, no aparecía, subí al ascensor. Al llegar a la oficina, tremenda sorpresa que me llevo, el Gerente que me entrevistó, me esperaba junto a la hermosa mujer que tanto esperé ver en el ascensor. “Buenos días” saludé. “Hola Wilson, pensé que no llegabas, ella es la señorita ania gadea desnuda, la supervisora de tu grupo”. Buenos días, mucho gusto, fueron las únicas palabras que me salieron en los próximos 20 minutos, quedé estupefacto, no reaccionaba de mi asombro.

Subimos a la movilidad que nos llevaría al punto de trabajo, ofreceríamos servicios de telefonía y televisión por cable. Íbamos aproximadamente seis personas, ella se sentó a mi lado, no lo podía creer, quizás para ir dándome las indicaciones, no lo sé, pero era muy excitante estar tan pegados y poder ver sus hermosas piernas, estaba en falda, con una abertura al lado derecho, eran muy duritas, las podía sentir y eso me hacía alucinar que no tardaría en tener pronto esas piernas entre mis manos, acariciándolas, mordiéndolas, desde la punta de sus pies, hasta sus ricas nalgas.

En esos primeros quince minutos de conversación, sólo movía la cabeza afirmando o negando a las preguntas que ella me hacía, pero nunca dejé de mirarles las piernas. “Eres poco comunicativo o estás nervioso” “Algo de nervios” le dije. “Ah bueno, pero espero que se te quiten rápido pues en este trabajo, si no hablas con los clientes, no ganas dinero”. “Con los clientes no tendré problemas, te lo aseguro” “¿y por qué los nervios entonces?” Me quedé callado hasta que bajamos del carro, pero luego le respondí: “El viernes pasado te vi cuando salías del ascensor y te miré de una manera que quizás te incomodó y fíjate, ahora trabajo contigo”, ania gadea desnuda sonrió y me dijo que no se había dado cuenta.

ania gadea conejita

Desde ese momento el día se tornó diferente, fue más fácil conversar y escuchar todo lo que ella me enseñaba respecto al trabajo, pero lo que yo quería realmente era coger con ella, llevarla a un hotel y comerme todo ese cuerpito y en especial esas enormes piernas que me volvían loco, no dejaba de verlas.

Al segundo día, llegué más temprano aún, quería pasar el mayor tiempo posible con ella. Para mi mala suerte, ella no saldría con nosotros, tenía reunión con la Gerencia, pero dijo que nos daría el alcance en cuanto termine la reunión. Creo que notó mi fastidio y me dijo que no me preocupe que cualquier consulta que la llame nomás, me dejó su número y lo guardé al instante. Durante el día ella no apareció, terminamos el turno y no la vi. Al promediar las ocho de la noche me llega un mensaje en el Whatsapp, era ania gadea desnuda, preguntándome cómo me fue, le dije que bien, había concretado una venta. “Estas empezando bien, espero que sigas mejorando. Eso quiere decir que ya no necesitas que te apoye, ni te enseñe“. Inmediatamente le respondí que no, que si hubiese ido como dijo, quizás hubiera hecho más ventas. Mandó varias caritas sonrientes y a la vez dijo que no pudo darnos el alcance por que le solicitaron varios reportes, le respondí que quizás fue por mi culpa. Ya no respondió nada.

Al día siguiente, las cosas fueron mejor, ella nuevamente nos acompañó y pude concretar tres ventas, una de ella premium. “Vayaaa sí que la conoces o estás con suerte”. “Definitivamente desde que llegué a este trabajo, creo que mi suerte cambió” le dije. Se sonrojó, porque se dio cuenta que me refería a ella, más que a las ventas. “Si hasta el sábado cierras con diez, te bautizamos”. El bautizo consistía en ir a comer, tomar y bailar incluso, con todo el grupo. Pagado la mitad por ella y la otra mitad por el bautizado. Eso me entusiasmó al tope.

ania gadea sexy

Entre el cuarto y quinto día concreté cinco ventas más, estaba a una para que se pueda llevar a cabo el tan ansiado bautizo, por lo menos para mí era muy esperado. Entonces ania gadea desnuda me hizo una nueva propuesta, que si llegaba a doce ventas ella pagaría todo. Poco me importó, yo solo quería que llegue el sábado, para salir en grupo y estar más tiempo con ella.

Al Sexto día todo se dio de maravillas, concreté las ventas que me faltaban para llegar a doce, salimos a comer y tomar con el grupo, algunos luego fuimos a bailar, ania gadea desnuda también fue, estaba contenta y yo mucho más. Bailamos varias canciones, pude sentir su cintura y su cuerpo pegado al mío, mientras ella disfrutaba del baile, yo disfrutaba de su cuerpo, me enfermaba pensando en lo rico que sería tenerlo desnudo.

Y así fue, al salir de la discoteca, me ofrecí acompañarla hasta su casa, en el camino, prestos de algarabía por las ventas y el licor, nos besamos, fue entonces que le dije al señor del taxi que se detenga, pues vi que pasamos por un hotel. Ingresamos. Desde la puerta éramos puro fuego, no parábamos de besarnos y acariciarnos. Ya en el cuarto nos desnudamos inmediatamente, como si se acabara el mundo. Yo simplemente no quería que se acabe ese momento.

Fue al sexto día que a ania gadea desnuda me la tiré, nos tiramos, porque ella también fue puro fuego. Mientras yo acariciaba sus ricas nalgas, ella me comía el cuello a besos. Cuando le mamaba sus tetas duritas, ella me despeinaba desfogando su placer. Pero yo tenía obsesión por sus piernas, así que bajé y empecé a darle mordiscos a sus ricas y bien proporcionadas piernas.  La volteé e hice lo mismo con su culo, yo babeaba, no podía creer que la tenía como en mis últimos sueños. Me comí su conchita a lenguazos. Estaba eufórico, no quería perderme ni un milímetro de su cuerpo, lo recorría todo con mi lengua. Cogí sus piernas y me las puse al hombro, la penetré, disfruté de su rostro lleno de placer, sentí como me arañaba la espalda, lo disfruté, se lo metí más rápido y con más fuerza, una y otra vez, hasta que exploté, la llené de leche, toda mi leche. Gritó, con ese grito expresó su orgasmo, llegó ella también. Caí rendido sobre ella.

Lo hicimos varias veces durante lo que quedó de la noche. Lo hicimos muchas veces más, durante los seis meses que trabajé ahí. Pero nunca, fue tan intenso y excitante, como al Sexto día de trabajo, cuando tiramos por primera vez. Y es que ania gadea desnuda, no sólo me hizo sentir el mejor de los vendedores de la compañía, sino también el mejor de los amantes.

ania gadea coqueta

La entrada A MI SUPERVISORA ANIA GADEA DESNUDA ME LA TIRE AL SEXTO DIA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2gTv7Q0
via IFTTT

NATALIA OTERO DESNUDA ES LA CAMPEONA CON EL PEDAL Y EL SEXO

Etiquetas

,

A pesar del frío, propio de la temporada de invierno, continuaba con mi preparación para el Campeonato nacional de ciclismo de montaña, quería ganar, era mi sueño desde pequeño y ahora que se presenta la oportunidad no quiero perderla. En esta participación, afortunadamente el equipo que hemos formado es muy bueno. John Penny, natalia otero desnuda y yo.

Mis compañeros tienen mucha experiencia, han participado de muchos torneos y además, son pareja desde hace tres años. Aunque parezca increíble, los conocí cuando estaban tirando entre piedras y arbustos en la ruta a Chirimoyo en Pachacamac. Yo me retrasé del grupo por problemas con la cadena, aquella vez tuve mucha bronca, pues era nuevo en el grupo y quería acoplar bien, pero luego de ampayarlos, no me importó ese problemilla.

natalia otero desnuda

 

Lo que  más recuerdo siempre que los veo juntos, es a ella sentada encima de él, con el jersey totalmente levantado, mostrando sus enormes pechos, que se movían como si se agitaran con el viento. Hacia arriba y abajo, en círculos, en fin, de acuerdo a cómo se movía ella.

Ese día como estaba soleado, pude apreciar hasta el color marroncito de sus pezones, con la puntita paradita, erizada totalmente, mientras él las mamaba como si fuese un bebe. Estaban tan concentrados tirando que no se percataron que los vi, cuando pasé por ahí.

Desde aquel día me interesé más en su amistad de la parejita, especialmente de natalia otero desnuda, me encantaba verla subir a la bici y cómo posaba su tremendo culo en el asiento. Parecía que se lo tragaba, que se le metía todo el asiento en el trasero. Era impresionante su culo. Cuando íbamos a entrenar al gimnasio,  me quemaba el cerebro imaginándola que hacía esos ejercicios de fortalecimiento de piernas, pero en mi cama y totalmente desnuda. Que rico.

Su trasero era redondo y bien firme, lo que se dice “durito”, para lapearlo. Y ni que decir cuando hacíamos ruta en las bicis, siempre manejaba detrás de ella, para ver cómo se movían sus nalgas.

natalia otero sexy

Uno de esos días de práctica, salimos hacia la Costa Verde como de costumbre, con dirección a Chorrillos, para luego dirigirnos hasta Lurín, todo el grupo. John no llegó por que se cruzaba con una reunión en su trabajo, así que casi todo el camino lo hicimos juntos. Durante el camino veía cómo las gotas de sudor bajaban desde su cuello hasta perderse entre sus senos. Es que natalia otero desnuda, tenía una hermosa piel, se notaba que era suave y a pesar de su transpiración por el ejercicio, siempre olía bien.

Al retorno, sintió un pequeño dolor en la espalda, se detuvo y me dijo que  la espere. Se bajó de la bici con algo de dificultad y me dijo “me duele esta parte”, y me señaló su espalda, a la altura de su cintura. Me quedé mirando su pronunciada curvatura, al final de su espalda e inicio de su hermoso culo, quebradita totalmente. Se me paró la pinga.

natalia otero sensual

Al preguntarle si podía continuar manejando, me dijo que sí, pero que temía que si fuese una lesión, ésta se empeore y no pueda estar para el torneo nacional.

Detuve un taxi y pedí que nos lleve hasta su domicilio. Llamé a uno de los muchachos del grupo, para contarle lo que pasaba y que no se preocupen que continúen sin nosotros.

Entonces natalia otero desnuda, me agradeció que la acompañara hasta su casa en Magdalena del Mar. En el camino llamó a John para contarle, pero a su vez que no se preocupe que al parecer no era tan grave y que yo la estaba acompañando. Aunque fue poco lo que hablábamos durante el recorrido, mientras más cerca estábamos a su casa, más excitado me sentía.

Cuando llegamos, al bajar del taxi, llevé las dos bicicletas hasta su puerta y luego regresé y le ofrecí mi brazo para que se apoye y camine, se sonrió y me dijo que exageraba, que no era tan grave, sin embargo se apoyó y entramos a su casa. Acomodé las bicicletas y le pregunté si deseaba que la lleve al médico, me dijo que no era necesario, que se ducharía y tomaría alguna pastilla para el dolor, que no me preocupe.

Lo que yo en realidad quería, era quedarme más tiempo en su casa y estar a solas más tiempo, aunque supiese que no pasaría nada. Ante su negativa de llevarla al médico, le dije que me retiraba.

“¿Tan rápido?” “¿Por qué no te quedas hasta que venga John y almorzamos juntos?”. No demoré en responderle que me agradaba la idea y que lo esperaría. Prendí la televisión mientras ella se duchaba. Pronto me vino a la mente que me la tiraba en la ducha, era una excitación terrible, tenía la pinga totalmente parada, el jersey me apretaba tanto que destapé mi pinga para evitar el dolor. Quería reventar.

Cuando natalia otero desnuda salió de la ducha, me lo acomodé nuevamente, pero aún seguía bien parado. Me dijo que se acordó que tenía una crema que John se echaba para el dolor y que la había dejado ahí. La trajo y me preguntó si la conocía y si creía que era buena para ese tipo de dolor, no lo pensé dos veces y le dije que era muy buena, que incluso yo también la tenía (mentira) y que si gustaba le ayudaba para untársela. “ah, chévere”. Se acomodó en el sofá y cuando me puse de pié, se dio cuenta que estaba con la pinga parada, como que abrió mas sus ojos, hizo un ademán de duda si permitir que le untara, pero finalmente, se acomodó sin mirarme. Ella estaba con un polito corto y un leggins color rosado. Era impresionante ver su escultural cuerpo postrado en el sofá y encima con la venia de ella, para tocarla.

natalia otero hermosa

Mientras le untaba la crema en la cintura, sentí que ella disfrutaba que la masajeara, así que le pregunté si también le echaba sobre toda la espalda y me dijo que ese olor mentolado y los masajes le hacían sentir tan bien, que si por ella fuera le eche en todo el cuerpo. Qué locura pensaba entre mi, no lo podía creer, pero era cierto. Así que froté todo su espalda hasta los hombros y al inclinarme un poco más hacia ella, pude escuchar muy bajito, algunos gemidos, fue entonces que no dudé en bajar mis manos y acariciar sus enormes nalgas. Ella levantó su trasero como invitándome a que la desnude, así lo hice, le quité suavemente la ropa y empecé a acariciar sus enormes nalgas, era una preciosura de trasero, tal como me lo imaginaba y prontamente comencé a besárselo, a mordisquearlo y a lamerlo. Literalmente me comí su trasero. Al escuchar más fuerte sus gemidos no dudé en sacar mi pinga y metérsela, a pesar que recién se había duchado, esa conchita estaba súper caliente, natalia otero desnuda se puso más quebradita y en cuatro, diciéndome que no  me detenga, entonces comencé a darle más duro, y ella levantaba su cabeza como los lobos cuando aúllan, creo que quería aullar, mientras que yo quería que ese momento sea eterno.

Se quitó el polito y pude ver como sus enormes tetas se movían cómo la vez que la vi tirando con John, hacia arriba y abajo, en círculos, según cómo se movía, me arrechó más y comencé a darle más duro y ella empezó como aullar, que locura. Fue entonces que se me vino toda la leche que tenía, toda se la di adentro. Después de un “oh que rico”, natalia otero desnuda, apoyó su cabeza sobre el mueble, no sabía si exhausta o avergonzada.

Me quedé pegado a natalia otero desnuda con la pinga adentro, quería quedarme ahí para siempre, pero sabía que debía salir, que John podía llegar en cualquier momento y que el silencio de ella pedía que me retire. Así lo hice, lo saqué, me acomodé la ropa nuevamente y dije: “que espectacular, lo mejor que  me ha pasado, pero creo que es mejor que me retire”. Sin escuchar ninguna palabra de ella, cogí mi bicicleta y me fui.

No volvimos a entrenar juntos, pero aún así, participamos del torneo nacional y ganamos como equipo. Celebramos con euforia, John se emborrachó a más no poder. Ayudé a natalia otero desnuda a llevarlo hasta su casa, totalmente borracho lo llevó hasta su dormitorio, se quedó dormido. Mientras, yo esperaba en el sofá a que salga para despedirme, cuando salió le dije que ya me iba, ella sonrió y me dijo, “te olvidas de esto” y me mostró la crema con la cuál aquella vez la había untado. Jajaja sonreí y le aseguré que no podía olvidarlo. Desde esa fecha ya no los volví a ver, pero realmente, no lo olvido.

La entrada NATALIA OTERO DESNUDA ES LA CAMPEONA CON EL PEDAL Y EL SEXO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2gTb2JD
via IFTTT

CLAUDIA RAMIREZ XXX LE TENIA GANAS A SU AMIGO HACE 5 AÑOS

Etiquetas

,

Éramos amigos desde hacía más de 5 años. Él tenía casi 30 y yo claudia ramirez xxx había cumplido hacía poco los 25. Manteníamos una amistad a distancia, sostenida con largas conversaciones por mensajes de texto. Hacía mucho tiempo que no lo veía en persona. Al menos 2 años.

Lo cierto es que el paso del tiempo nos había sentado bien. Él seguía siendo una tentación deliciosa de casi 1.80 metros, moreno y atractivo. Los años no pasaban por él, aunque a mí claudia ramirez xxx me encantaba todo de él, sobre todo por su edad. Yo también había cambiado mucho. Tenía los pechos más grandes, unas caderas generosas y varios tatuajes por todo el cuerpo, pero sobre todo, había perdido las inhibiciones y sabía lo que me gustaba hacer y que me hicieran en la cama.

claudia ramirez en bikini

Con motivo de la edición de una feria en el sector en el que él trabajaba, vino a la ciudad. Yo le ofrecí uno de los sofás de piso compartido y, ya que viajaba solo, le pareció una buena idea. Llevaba 4 años con su novia y les iba todo bien (al menos eso me parece), y yo claudia ramirez xxx hacía casi un año que estaba con un chico estupendo. Lo cierto, es que cuando le ofrecí que se quedara en mi casa lo hice porque tenía ganas de ver qué tal se manejaba en la cama. Teníamos una cuenta pendiente y yo estaba dispuesta a tentarle desde que entrara por la puerta. Sólo sexo.

Llegó a mi casa después de la primera jornada de trabajo, con una pequeña maleta a última hora de la noche. Mi compañera de piso no estaba en casa y agradecí que tuviera que trabajar esa noche, ya que conocía a mi novio y sabía que no aprobaría mis intenciones. Le dije que yo claudia ramirez xxx estaba cansada y que me iba a quedar en casa con mi invitado viendo una película.

Estaba excitada con su visita. La incertidumbre y el deseo estaban haciendo que me volviera loca. En cuanto abrí la puerta lo desnudé con la mirada y lo notó. Yo claudia ramirez xxx  vestía un camisón negro, corto y escotado. Mi pelo largo, cubría parte del escote y rápidamente me recogí el pelo. Quería que viera lo que había, lo que podía probar si quería.

Entró, soltó sus trastos y me pidió una toalla para darse una ducha. Aquello era demasiado para mí. Imaginármelo desnudo, bajo el agua caliente, con esa deliciosa piel morena. Deseé entrar en la ducha y participar, pero me contuve. Preparé el sofá y yo claudia ramirez xxx esperé a que saliera del baño.

claudia ramirez sexy

Él llevaba una camiseta gris y unos pantalones cortos. El pelo largo, aún húmedo, reposaba sobre sus hombros. El agua cayendo sobre su cuerpo desnudo era la única imagen que me venía a la cabeza en ese momento y no fui capaz de articular palabra. “Estás guapo”, fue todo lo que yo claudia ramirez xxx dije.

Cenamos rápido y justo cuando nos despedíamos para irnos a dormir, jugué mi as bajo la manga.

-Sé que es tarde, pero sólo estás aquí una noche ¿te apetece venir a mi habitación a hablar y a escuchar música?

-Sólo si no pones música de tu colección.

El primer paso estaba dado. Apagamos la luz del salón y nos dirigimos hacia mi dormitorio.

Según entró, se puso a rebuscar entre mis CDs. Escogió uno y empezó a sonar. “Once upon a time I couldn’t control myself”, decía la letra de aquella primera canción. A mí me estaba costando mucho controlarme. Él seguía rebuscando entre mis CDs y yo claudia ramirez xxx  me tumbé en la cama. Pensaba en si se sentiría atraído por mí. Quizá él prefería que no pasara nada, aunque sé que para él también había una cuenta pendiente.

Cambió el disco. Mis queridos Queens. Yo estaba muy excitada y esa música era caliente y sexy. Me levanté y empecé a moverme con la música. Y llegó la canción más sexy de todas… “autopilot no control”

claudia ramirez desnuda

Me metí dentro de la canción y me dejé llevar. Mis caderas se movían suavemente, mis manos recorrían mi cuerpo de arriba abajo. Entonces yo claudia ramirez xxx cerré los ojos e imaginé que eran sus manos las que me tocaban. Alrededor de las caderas, levantando un poco el camisón, acariciando mis pechos y mi cuello. Acabó la canción.

De repente empezó a sonar otra vez. Extrañada, abrí los ojos. Él me estaba mirando fijamente con la mano puesta en la minicadena. Quería que siguiera bailando. Pero esta vez bailé para él.

Primero giré a su alrededor, mirándole de arriba abajo fijamente. Mis manos acariciaban sus brazos, su cuello, su pelo mojado. Me acerqué mucho y empecé a rozar mi cuerpo contra el suyo. Él podía escuchar mi respiración acelerada. Yo claudia ramirez xxx podía oír la suya. Le invité a que participara en el baile. Me di la vuelta y empecé a moverme, mientras cogía sus manos y las ponía en mi cintura. Se acercó suavemente, hasta que pude notar cómo acariciaba su polla dura con el vaivén de mis caderas. Bajó las manos y apretó mi cuerpo contra el suyo. Se acabó la canción. Y volvió a empezar a sonar. “autopilot no control”.

claudia ramirez coqueta

Le conduje hacia mi cama y le pedí que se sentara en el extremo. Delante de él, me quité el camisón poco a poco. Debajo llevaba unas braguitas negras de encaje. Él se quitó la camiseta y los pantalones. Estaba empalmado. Muy empalmado. Y yo claudia ramirez xxx estaba muy húmeda.

Me senté a horcajadas encima de él. Notaba su erección a través de las braguitas y creo que el notaba el calor que yo desprendía a través de sus calzoncillos. Empezó a jugar con mis pechos. Yo me moría de ganas de besarle, de sentir mi lengua con la suya, húmeda y caliente. Apartó la mirada de mis pechos y mirando mis labios dijo “te importa si te muerdo el labio?”. Mi respuesta fue humedecérmelos.

Sus labios se abalanzaron sobre mí y noté el mordisco que me había pedido. Empezamos a besarnos y a tocarnos el uno al otro. Aquello estaba poniéndose muy caliente. Y aún más duro.

Me tumbó sobre la cama y me quitó las braguitas. Se agachó y metió su cabeza entre mis piernas. Su lengua jugaba y se movía por todo mi sexo. Yo temblaba con cada lengüetazo, deseando que llegara el siguiente. Entonces se incorporó y, bajándose rápidamente los calzoncillos, me penetró con todas sus fuerzas. Gimió. Y yo claudia ramirez xxx me estremecí totalmente.

Empezó a moverse dentro de mí, con intensidad, con deseo. Mirándome fijamente a los ojos me dijo “Llevo 5 años queriendo tirarte así”. Cómo me ponía sentir sus movimientos, su piel suave sobre la mía, el sudor de los dos… escuchar su respiración y sus gemidos. Ya no escuchábamos la canción.

Cambiamos de postura y me puse encima. Ahí la penetración era aún más profunda. Yo claudia ramirez xxx notaba su pinga entrando y saliendo, latiendo. Notaba como iba subiendo su esperma. Empecé a moverme más deprisa. Mis pechos se movían bruscamente arriba y abajo y a él eso parecía gustarle.

Cuando noté que él estaba a punto de correrse, aumenté la intensidad y apreté fuerte. De repente se incorporó un poco, me agarró las caderas. Se estaba corriendo. Yo notaba cada empujón, cada chorro… y exploté. Con cada latigazo de mi orgasmo notaba aún más su polla dura. Grité de placer.

Nos miramos. “Llevaba 5 años queriendo tirarte así”, le dije al oído. Seguimos dándonos placer hasta que se hizo de día. Le hice una mamada que duró casi 40 minutos. Era delicioso sentir su pene en mi boca. Mientras yo claudia ramirez xxx se la chupaba, el gemía. Y cómo se corrió. Me relamía y disfrutaba haciéndoselo. Y él a mí. Con su lengua y sus manos, consiguió que tuviera dos orgasmos seguidos.

Ese día, sólo había una norma: que nunca salga de esta habitación lo que ha pasado esta noche. Aún se sigue respetando.

Desayunamos y tiramos una última vez en la ducha, con el agua cayendo sobre nuestros cuerpos. Después, claudia ramirez xxx cogió la maleta y se fue. Ahora, cada vez que hablamos, nos calentamos acordándonos de lo que pasó. De ese secreto. De ese sexo increíble y prohibido.

Le daría mucho más si me lo pidiera…

La entrada CLAUDIA RAMIREZ XXX LE TENIA GANAS A SU AMIGO HACE 5 AÑOS aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2gUSRU0
via IFTTT

AIDA MARTINEZ XXX DEJA EN ALTO LA FOGOSIDAD DE LAS PROVINCIANAS

Etiquetas

,

Aquel día caluroso de febrero mis ideas y convicciones se hallaban debilitadas, supongo que se debía a la humedad del sudor sobre mi agraciado cuerpo. Soy aida martinez xxx una bella mujer de 30 años y madre de una nena de 10 a la cual aconsejo con el firme propósito de que no cometa los mismos errores que pude cometer por mi inexperiencia. Pero hoy con 3 décadas de vida encima tengo la autoridad para decirle a mi pequeña cual es el camino correcto que debe seguir, ya dependerá de ella tomarlo o no.

aida martinez desnuda

Soy aida martinez xxx una mujer de origen characato. Cuido mi cuerpo alimentándome con una dieta rica en fibras: mis piernas son bonitas y están bien formadas, mi busto sin ser exuberante es netamente femenino, es decir, hay por dónde agarrarme, mi cintura y mi culo son anchos y duros, mi rostro es muy bello, algo exótico y de mucha aceptación para los hombres de esta ciudad de inmigrantes. Desde mi llegada a la capital siempre me robe la mirada y piropos de los limeños galantes quienes poco a poco lograban conquistarme con muy poco. Desde entonces y sobre todo luego que salí embarazada es que aprendí a cuidarme de esos lobos disfrazados con piel de corderos.

Aquel día, como toda ama de casa caminaba aceleradamente para llegar a casa. Acababa yo aida martinez xxx de salir del supermercado y me encontraba a punto de cruzar por el crucero peatonal, cuando de pronto me abordó un hombre alto y bien parecido, tenía puesto un pantalón jean y un polo cuello “V” que combinaban perfecto con su rostro bien afeitado. “Hola”, me dijo; “Hola”, respondí. Debía de haberme visto comprando en el “súper” porque enseguida me preguntó por unas sábanas que andaba yo preguntando a los vendedores del lugar, ya que el apuesto señor también buscaba unas pero tenía dudas sobre el tamaño idóneo que debía comprar.

aida martinez sensual

Yo aida martinez xxx le hice unas preguntas sobre el tamaño de la cama que él tenía, sin embargo no supo responderme con exactitud. Así es que le propuse ir a su casa y medirla para no comprar equivocadamente el producto, a lo que él accedió gustoso. Como siempre lo he dicho tengo prejuicios sobre los limeños, sobre todo con los hombres, de hecho siempre prevengo a mi hija acerca de sus futuras relaciones, no obviando que principalmente tome precauciones en el terreno sexual, pero aquel día no entendía qué me pasaba: ese gringote me ponía tan nerviosa que hasta gotitas de sudor recorrían mis pechos, deslizándose hasta mi ombligo y más abajo.

Nos dirigimos entonces para su casa, que estaba cerca de donde nos encontrábamos, y al llegar fuimos directo a su dormitorio. La cama en verdad era grande y estaba cubierta por un rompecabezas de sábanas: comprendí entonces cuál era su problema. Yo aida martinez xxx me quedé unos minutos observando el menudo inconveniente del caballero, midiendo mentalmente el espacio, cuando sentí que sus dos manos se posaban en mis tetas por la espalda. Las miré, destacadas sobre mi vestido negro, acariciándome expertamente, y me giré. “¡Qué haces!”, exclamé mientras él ahora situaba sus manos en mi cuello; “¿Tú qué crees?”, susurró él, y me derretí.

Si, debo confesarlo con mucha pena. Yo aida martinez xxx literalmente, me derretí: me metió la lengua en mi boca, mis rodillas flaquearon y en un instante tuve ante mis ojos su abultado paquete. No desaproveché la ocasión para desabrocharle los pantalones, bajárselos y sostener su suculento pene en mi mano; lo masajeé un par de veces de atrás adelante, le descubrí el glande, se lo lamí, y me introduje su miembro nervudo entre mis labios. Una gotita de sudor pasó de mi bigote a su enorme pinga y saboreé su sabor salado al tiempo que el amargo gusto de colonia que él había usado para perfumar su pene. “Muy precavido”, pensé, “aunque el sabor esté adulterado, el olor es de lo más agradable”, y seguí mamando.

aida martinez sexy

Me detuve en cuanto él me lo pidió. Yo aida martinez xxx ya me había corrido: me vine al escuchar sus exhalaciones cada vez que mi boca recorría su pene. Me vine así con todas las ganas y gemí con todas mis fuerzas mientras chupaba su enorme miembro. Me detuve porque él me expresó sus deseos de penetrarme en la cama, obligándome a ponerme de pie con sus brazos entre mis axilas. Así que me despojé de todas mis ropas y me tendí desnuda sobre las desordenadas sábanas con las piernas separadas, preparada para unas cuantas enérgicas embestidas que provocaran su masculino orgasmo de gruñidos roncos, ese que tanto he echado de menos desde que mi marido abandono al enterarse que estaba esperando una hija de él.

Luego de desvestirse el gringo no se impacientó y tumbado a mi lado me proporcionó suaves caricias por todo mi cuerpo. “Estás muy caliente aida martinez xxx ” me dijo; “Sí, pero tus manos arden”, dije yo. Acto seguido, tocó los labios de mi vagina, y yo, convulsionaba de la excitación. Recoloqué mi cuerpo en forma convexa. Era la señal que esperaba para subirse encima de mí, moderar mi movimiento desesperado con su peso y abrirse paso con su pinga entre mi vello púbico hasta encontrar el origen de mí calentura para sin ninguna contemplación invadirla violentamente una y otra vez. Por supuesto, noté su semen dispersándose en mi interior como una cascada que invade un cauce seco y pedregoso. Cuando terminó se quedó largo rato, como dormido, sobre mí. Mis pechos estrujados, cubiertos de su sudor, mi barbilla en su hombro, mis piernas en forma de “V”, mi vagina sintiendo espasmos cada vez que su pene menguaba unos milímetros.

“Wow aida martinez xxx eso estuvo muy bueno”, me dijo, “¿Para cuándo lo repetimos?”, preguntó mirando de cerca mi rostro. Yo no pude más que reír despacio con una risa sincera y placentera, ancestral diría, como si hubiese sido la primera hembra humana que probase este misterio de la vida, y respondí: “Ahora”.

aida martinez xxx

La entrada AIDA MARTINEZ XXX DEJA EN ALTO LA FOGOSIDAD DE LAS PROVINCIANAS aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2wRUFkl
via IFTTT

FIORELLA ALZAMORA XXX ES SEDUCIDA EN EL AUTOBUS

Etiquetas

,

El destino siempre se encargar de ponernos en situaciones en las que depende únicamente de nosotros decidir cómo reaccionar. Una tarde mientras regresaba de mi trabajo en el autobús me ocurrió una experiencia que muy pocas veces me toca enfrentar: el acoso masculino. Yo fiorella alzamora xxx siempre que tomaba el transporte público pasaba desapercibida como también en la calle y en el trabajo, es decir por donde me dirigiese.

Esa tarde el autobús iba algo lleno como de costumbre, por suerte yo fiorella alzamora xxx conseguí asiento rápidamente. Entonces note su presencia, note que me miraba fijamente todo el cuerpo de pies a cabeza. Era un tipo algo mayor de unos 50 años pero con una personalidad que me atrajo. Vestía elegantemente, tenía la personalidad para clavarme su bella mirada y no bajarla a pesar que lo observaba con fastidio. Eso definitivamente decía mucho de él.

fiorella alzamora xxx

De pronto un asiento a mi costado se desocupo y él tuvo la rapidez para sentarse antes que nadie. Entonces pude percibir su perfume el cual me adormeció y me cautivo. Entonces el rompió el hielo: “hola, que suerte que se desocupo el asiento”, no pude aguantarme y le respondí: “Si que suerte”. Yo fiorella alzamora xxx jamás hubiese imaginado hablar con un extraño y menos en el autobús. Entonces el concluyo: “mucho más suerte el que haya conseguido sentarme al lado de una bella chica como tú”. Su comentario me puso roja por fuera y me hizo temblar por dentro.

Luego de media hora de conversación donde además de ruborizarme y hacerme reír, logro encantarme. Me pregunto dónde me bajaba y le conteste que en la cuadra 15 de la Brasil. Él me dijo entonces que también bajaba en ese paradero ya que su departamento estaba a unas cuadras de allí. Entonces yo fiorella alzamora xxx sentí que el destino me había enviado a ese adulto para ponerme a prueba. Para ver que tanto podía resistirme a sus encantos.

fiorella alzamora bikini

Bajamos los dos en el mismo paradero y me invito muy galantemente a tomar algo fresco en su departamento. No sé qué me paso pero accedí. Era extraño mi comportamiento, pues yo fiorella alzamora xxx suelo ser muy desconfiada y muy rara vez me sentía tan atraída por una persona tan mayor para mí. Yo tenía apenas 22 años y aunque no era muy llamativa tenia lo mío.

Al llegar a su sala cerró su puerta con llave y me dijo que me quitara el vestido, que me quedase en ropa interior y me sienta cómoda en el sofá mientras él iba a la cocina a traer alguna bebida fresca.

“¿Yo fiorella alzamora xxx qué hago aquí?”, me pregunté.

El depravado no hizo más que mirarme en el autobús. Yo iba vestida como habitualmente lo hago: un vestido no excesivamente corto de verano y unas sandalias de tacón bajo. Tampoco es que mi figura sea demasiado llamativa: soy delgada, elástica diría, mis pechos son pequeños pero firmes y mi cara es bonita, como el de una princesa. Yo fiorella alzamora xxx noté su mirada desde el primer momento, sobre todo su fijación por mis pies, o por mis sandalias.

fiorella alzamora sexy

“Ya estoy”, dijo el adulto, que volvía con una botella empañada de agua con gas y dos vasos.

“¿Yo fiorella alzamora xxx qué hago aquí?”, me volví a preguntar.

A mis 22 años no me han faltado admiradores y, aunque no soy promiscua, pues tiendo a seleccionar a los hombres, hago el amor siempre que tengo ocasión y ganas.

El adulto se ha sentado a mi lado y ha servido las bebidas.

“Veo que no te has quitado las sandalias, mejor”, observó. “¿Yo fiorella alzamora xxx qué hago aquí?”, pensé.

El adulto comenzó a desnudarse. Era peludo y tenía algo de barriga, sin embargo su piel olía bien, incluso tenía cierto atractivo que no pude evitar, así que acerqué mi cuerpo al suyo.

“Quieres tirar, ¿verdad?”, interrogué; “Sí, por supuesto, deseo penetrarte”, contestó, y retrepándose en el sofá me elevó una pierna, sosteniéndola por el muslo de tal manera que me volteó, mi culo giró sobre la superficie del sofá, y me quedé sentada en este con las dos piernas estiradas sobre su regazo. Fue entonces cuando comenzó.

Primero, sin quitarme las sandalias, lamió la punta los dedos de mis pies, las uñas, los espacios vacíos entre dedo y dedo, humedeció todo lo que pudo con la punta de su lengua, hasta por debajo de las tiras del calzado. Oh, mis pies, que venían de caminar todo el día de acá para allá, me los limpió con su saliva, el adulto. En ese momento, cerré mis ojos. “¿Yo fiorella alzamora xxx qué hago aquí?”, suspiré en voz baja.

fiorella alzamora en la cama

Lo siguiente que noté fue el mojado e impreciso roce de su lengua sobre mis pantorrillas, mis rodillas, mis muslos… la suavidad con la que bajó mis braguitas, se internó en mi vagina y encontró mi clítoris, y la oleada de placer que me acalambró las manos e inundó mi cabeza. Luego… luego no lo recuerdo con claridad: entreabrí los ojos y vi su pene, con las venas hinchadísimas, sobre mis labios que se abrieron para acogerla. Loca por el éxtasis que sentía, empuñé su pene y lo recorrí entre mis labios desde su glande hasta su pubis con gran deleite, esperando una eyaculación contra mi paladar, pero no: el adulto sacó su pinga de mi boca, y, así, con las piernas a un lado mío, sobre mis tetas como estaba, tomó un preservativo, se lo puso, descabalgó de mi cuerpo ya sudoroso, y, poniéndose a la altura de mi pubis me penetró confiadamente, dándome más gusto si cabe, y acabó por correrse tras jadear durante varios minutos, jadeos y exhalaciones que llenaron mi ser de satisfacción, puesto que, una vez obtenido y servido el clímax, comprendí que ese hombre ya estaría siempre a mi servicio.

Después de ese encuentro delicioso, el adulto, exhausto, se derrumbó encima de mí; nuestras caras puestas de perfil se aplastaron la una contra la otra; nuestras respiraciones continuaban agitadas; el adulto murmuró algo. “¡Qué!”, exclamé. Él irguió su cabeza, nos miramos frente a frente. “¿Y nosotros qué hacemos aquí?”, repitió el adulto para hacerse oír mejor. Yo fiorella alzamora xxx lo miré fijamente y, divertidamente, comencé a reír.

La entrada FIORELLA ALZAMORA XXX ES SEDUCIDA EN EL AUTOBUS aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2faZqxV
via IFTTT

ANDREA ARAUJO XXX SE RECONCILIA CON SU NOVIO CON UN POLVO

Etiquetas

,

Siempre se dijo que el hombre no podía vivir en soledad, que tiene la imperiosa necesidad de vivir rodeado de otros seres afines a quienes llama amigos. Nunca antes Pablo se había sentido tan agradecido de tener buenos amigos al lado desde aquella vez que lograron su reconciliación con andrea araujo xxx su novia de muchos años y que por ese entonces lo había terminado luego de una pelea producto de malos entendidos y tonterías que se podían solucionar conversando.

Pablo tenia con andrea araujo xxx  una relación de muchos años, desde la adolescencia prácticamente. Se criaron en el mismo barrio y aunque no estudiaron en el mismo colegio ni en la misma universidad siempre compartieron los mismos amigos, tanto los que él hacía en mi vida como los que ella conseguía en la suya, se convertían rápidamente en amigos de toda la vida de ambos. Así fue que a pesar de no pasar mucho tiempo juntos, el poco tiempo que tenían para los dos lo disfrutaban al máximo y más aún rodeado de amigos sinceros que compartían el sentimiento con ellos.

andrea araujo xxx

Como es de conocimiento de las parejas suele suceder que los primeros meses y años de la relación todo es color de rosa. Se respira felicidad y se puede soportar de todo por parte de la otra persona: si es desordenada, si es tardona, si es histérica, si es indecisa, entre otras “cualidades” y así era andrea araujo xxx. Pero Pablo lo dejaba pasar y siempre minimizaba eso sin imaginar que con el paso del tiempo se volvería un problema para la relación. Es que como bien dicen “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”. Y si pues al final todo cansa.

Poco a poco a Pablo le fue desagradando algunas actitudes de andrea araujo xxx que lo perjudicaban como por ejemplo llegar tarde a alguna reunión por culpa de su novia o simplemente no recordar donde dejo la entrada al concierto y empezar a buscarlas por toda su casa a última hora. Si bien es cierto eso siempre sucedió, ahora a Pablo le causaba fastidio y recién entonces se lo decía a su novia. Ella por su parte reaccionaba histérica y era obvio ya que se sentía atacada por Pablo y entonces tenía que reaccionar defendiéndose como podía.

Como resultado de esas incompatibilidades y discusiones que no llegaron a buen puerto decidieron separarse. Luego de decirse cosas muy fuertes ambos se distanciaron y dejaron de hablarse por mucho tiempo. Hasta que un día un amigo invito a Pablo a su cumpleaños. Él estaba muy emocionado ya que hacía mucho que no salía con amigos, se había aislado por completo de su gente. No tenía nada que temer ya que ese amigo era muy allegado a andrea araujo xxx entonces no creía que la invitaría, pero por si las dudas se aseguró preguntando a todos los amigos que tenía en común con su ex quienes irían y quiénes no. Luego de asegurarse una noche tranquila entonces confirmo su presencia.

andrea araujo bella

Cuando Pablo entró a departamento de su amigo donde sería la reunión muchos amigos en común con su ex estaban tomando y bailando. Ellos lo saludaron afectuosamente para que entrara en confianza. Luego su amigo el anfitrión le dijo que vaya a su cuarto en el segundo piso que alguien me esperaba. Al entrar en la habitacion, andrea araujo xxx ya estaba allí, sentada al borde de la estrecha cama, iluminada por la suave claridad de una lamparilla en la mesita de noche.

“Hola, andrea araujo xxx “, dijo Pablo; “Hola”, respondió. Pablo cerró la puerta.

Se oía ruido de conversaciones y risas al otro lado, pero ellos permanecieron en silencio durante unos minutos, observándose: él, sobre el suelo y ella, sobre el colchón.

“¿Quién te ha invitado, andrea araujo xxx?”, preguntó Pablo; “Fue Oscar”; “A mí, también”. Pablo se sentó junto a ella. “Supongo que pretenden que nos reconciliemos” observó Pablo; “No te quepa ninguna duda”, continúo ella. “Bien” exhaló Pablo, “me desnudaré”, añadió; “Creo que será la mejor manera, eso haremos”, dijo andrea araujo xxx. Y ambos se comenzaron a despojarse de sus ropas.

Una vez desnudos, ambos se miraron. Ella seguía teniendo esa piel blanca como una pantalla Led y Pablo, la misma oscuridad que le otorgaba su abundante vello negro. De pie, frente a frente, se miraron.

andrea araujo xxx, prometo aceptar tu forma de ser”; “Pablo, juro dedicar a corregirme”. Dichas estas frases, ambos se metieron en la cama.

andrea araujo bikini

Empezaron por besarse: sus labios se estrujaban, sus lenguas colonizaban sus bocas: era demasiado el tiempo que había pasado desde la última vez que hicieron el amor y ese recuerdo de familiaridad volvió a sus cuerpos: ese “recuperar el tiempo perdido”, tan tontamente: las eternas discusiones por tonterías era algo que no valía la pena.

andrea araujo xxx sigue tan blanca y hermosa como siempre, no hace deporte pero que bien formado tiene sus senos y su trasero”, pensaba Pablo.

“Pablo está cada vez más gordito, pero sigue siendo muy seductor, y su pinga está tan gorda como él”, pensaba ella.

El sonido de la fiesta que habían preparado sus amigos seguía oyéndose en la pequeña habitación, mientras ellos continuaban besándose y acariciándose:

andrea araujo xxx ha empuñado el pene erecto de Pablo y se lo ha metido en la boca para chuparlo entero; Pablo está suspirando y le dice lo bien que lo está haciendo, que continúe, que por favor que pare, que va a eyacular y no quiere hacerlo tan pronto, y ahora le está sugiriendo a su novia que se suba sobre su boca para comerle bien la conchita, que lo está deseando.

Ella le ha contestado que sí, y ahora está ayudándose de sus brazos para colocar su pubis sobre la cabeza de Pablo, que emite un gutural sonido de satisfacción y comienza a devorarla apretando con una mano el culo de ella para poder penetrar mejor con su lengua mientras con la otra se masturba, más, más, más, hasta que unas tibias gotas de semen salpican la espalda arqueada de ella, que grita, grita, grita.

“Pablo, sigues teniendo la mala costumbre de eyacular fuera de mí”; “No empecemos a discutir, andrea araujo xxx“. Y rieron toda la noche.

andrea araujo en la cama

La entrada ANDREA ARAUJO XXX SE RECONCILIA CON SU NOVIO CON UN POLVO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2wQSvmI
via IFTTT

FOGOSA LEYSI SUAREZ XXX EXPERTA EN LIMPIEZA SEXUAL

Etiquetas

,

Como todos los días Germán salió a comprar el pan para tomar su desayuno a eso de las siete de la mañana. Él era electricista y salía muy temprano a ganarse la vida en el barrio y alrededores. Sin embargo ese día sería distinto, algo cambiaría su rutina diaria y él ni se lo imaginaba. Estaba a punto de conocer a leysi suarez xxx una bella mujer que lo volvería loco en todo el sentido de la expresión.

Nada más al abrir la puerta de su departamento, que se ubicaba en el primer piso del edificio que habitaba, se encontró de frente a leysi suarez xxx, era la chica de limpieza del condominio, no la de siempre, otra que nunca antes había visto, quien le lanzó la escobilla de su escoba hasta la altura de las pantorrillas. “Oh, perdón, ha sido sin querer”, se disculpó la muchacha llevándose la punta de sus dedos hasta sus labios. Germán la miró con fijeza y pudo notar lo hermosa que era.

leysi suarez xxx

La nueva chica de limpieza leysi suarez xxx era una morocha de unos veinte años, alta de estatura, alrededor de uno con ochenta centímetros, de cabello negro azabache, largo y liso, pechos redondos grandes marcados bajo su camiseta, vientre plano, cintura estrecha y piernas largas y flacas. Su trasero merece un reconocimiento aparte ya que a pesar de lo holgado del uniforme que llevaba puesto la chica se notaba enorme y firme. El tono de su piel era trigueño claro y llevaba unos pendientes muy llamativos por su tamaño y color.

“No te preocupes, no ha sido nada”, se lamentó Germán, y siguió caminando, sobrepasando a leysi suarez xxx, quien la miro con pena y continuó su tarea.

Germán fue a la panadería, compró el pan y volvió. Cuando abrió la puerta del portal, vio que el suelo estaba completamente húmedo, así que posó sus zapatos con precaución. “¡Cuidado, no te resbales!”, oyó Germán que le decían. La advertencia lo desconcertó. Entonces miró Germán a todos lados sin ver a nadie, hasta que advirtió que la puerta de su casa estaba cerrada y que por la rendija asomaba una cabecita, o sea, unos ojos, una nariz, una boca y una mata de pelo. “Que descuido de tu parte, has dejado la puerta abierta”, dijo la voz traviesa que provenía de su piso. Era leysi suarez xxx quien lo miraba con una sonrisa de oreja a oreja.

leysi suarez sexy

Germán se acercó con ademanes autoritarios. “¿Y quién te ha dado permiso para meterte en mi casa?, te puedes meter en un lío, muchacha”, advirtió Germán. “Bueno, he visto que el suelo de tu casa estaba sin trapear y, bueno, ya sabes, por haberte manchado el pantalón quise disculparme”, respondió leysi suarez xxx sonriendo con picardía. Germán la miró; adelantó un brazo y abrió la puerta de su departamento de par en par; la muchacha apartó su cuerpo, hizo un gesto con la mano, doblando la muñeca hacia abajo con el brazo estirado, y dijo: “Listo”.

Germán quedó maravillado, no sólo por el olor y la visión de la limpieza en su casa, sino también porque leysi suarez xxx estaba limpiando solo en ropa interior. Rápidamente, Germán cerró la puerta tras de sí y dijo: “¿Qué haces así, medio desnuda?”; “Hacía calor aquí dentro”, respondió ella, “no quería sudar”; “Sí, bien, pero ¿te ha visto algún vecino entrar en mi casa?”, preguntó él; “No”, respondió ella extrañada. “Ah”, exhaló él más tranquilo.

No se acostaron juntos de arranque, antes hubo dudas, algunas prevenciones, argumentos irrefutables, y, ¡cómo no! , tocamientos y besos, que en ciertas partes del cuerpo se tornaron en lamidas o succiones. La cosa empezó cuando leysi suarez xxx se quitó el brasier mientras conversaban en el sofá de la manera más natural posible. Germán se inclinó entonces sobre sus tetas hinchadas y salivó y mordió hasta el más leve pliegue de su pezón mamario que descubrió. Seguidamente, leysi suarez xxx le empujó por sus hombros hacia atrás, hasta que la cabeza de él tocó el reposabrazos del sofá, luego desabrochó su pantalón, bajó el mismo y su calzoncillo, empuñó su pene, encorvó su espalda y comenzó a mamar de él, acariciando el glande y el tronco con su lengua.

leysi suarez doctora

Los labios de leysi suarez xxx resbalaban con facilidad por el tronco del enorme pene de Germán ya que ella babeaba cada vez que éste entraba y salía de su mojada y fruncida boca. Más tarde, Germán le pidió a la fogosa chica de limpieza una pausa, porque quería chuparle su conchita y tomarse esos jugos con sabor a hembra excitada, lo deseaba con todas sus ganas. Entonces leysi suarez xxx se sentó, se quitó la trusa, se abrió de piernas con su sexo entregado hacia él y se dejó hacer lo que German quiso. Los líquidos salían por su rajita y el excitado electricista los sorbía con hambre voraz, mientras respiraba agitadamente por la nariz.

leysi suarez echadita

Luego se acostaron juntos. Era de esperarse, solo era cuestión de tiempo y de que cogieran confianza. Y entonces German y leysi suarez xxx tuvieron quizá el mejor sexo de sus vidas, fue una penetrada de antología, de esas de cuerpos entrelazados y coordinados a ritmo creciente que acaban en gritos de placer: cuando él la empujaba con su culo, ella recibía las acometidas de su pene con entusiasmados jadeos y gemidos; cuando él la volteaba para ponerla en cuatro patas, ella le correspondía moviendo su pelvis hacia atrás para lubricar la penetración del vigoroso pene en su esponjosa, mojada y abierta vulva velluda. Sus tetas enormes se movían como farolillos agitados por la brisa, sus pezones rozaban el borde de la almohada; cuando él empezaba a sentir que la eyaculación le sobrevenía, ella sostenía su orgasmo lo más que pudo.

Cuando German dejo hasta la última gota de semen en la conchita de leysi suarez xxx ella cariñosamente lamio su pene hasta dejarlo completamente ensalivado. Entonces se le acerco le dio un beso y susurro en su oído “Cariño, me parece que también tu pene quedó bien limpio”. Se vistió y salió del departamento de German a continuar con su trabajo. Desde entonces todos los días antes de irse a trabajar, el deja que la nueva chica de limpieza haga lo que mejor sabe hacer: dejarlo todo limpio.

La entrada FOGOSA LEYSI SUAREZ XXX EXPERTA EN LIMPIEZA SEXUAL aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2wRu8FD
via IFTTT

FOGOSA DEL SEXO ANIA GADEA XXX PONE A PRUBEA A SU NOVIO

Etiquetas

,

Cuando uno tiene el deseo de estar íntimamente con su pareja solo es cuestión de decirlo o proponerlo. Si no es de manera directa hay algunos tips que te permiten dar a entender a tu pareja que tienes ganas de hacerlo. Ese juego de las claves, los mensajes subliminales, las indirectas bien directas las conocen al revés y al derecho ania gadea xxx y su fogoso novio con quien disfruta de los placeres de la carne, pero sobre todo disfruta la seducción y esa manera tan divertida que tienen de llevarse a la cama.

Para nadie es un secreto que toda pareja, luego de un tiempo prudente que solo lo determinan ambos, terminan en ese encuentro cercano de sus cuerpos, en donde dan ese paso importante en su relación como lo es el sexo. Para el hombre es una conquista más, pero para la mujer es algo más que eso: es la certeza de que ese hombre al que le entrega su tesorito es el más importante en su vida. Eso le paso a ania gadea xxx cuando lo hizo con su novio luego de 6 meses de relación. Desde el segundo mes el pobre muchacho ya le insinuaba que deseaba penetrarla pero ella se hacia la difícil.

hermosa ania gadea

Desde entonces ania gadea xxx no dejo de hacerlo con su chico. Lo hacían en donde podían y a la hora que fuese. En el salón abandonado de la universidad, en la casa de ella con los padres afuera, en la azotea del condominio de él o hasta en el baño de la discoteca a donde iban a bailar. El deseo era mutuo, las ganas siempre estuvieron por parte de ambos, pero últimamente ella pensaba en que a su novio solo le importaba eso de ella y no valoraba otras cosas también importantes en la relación.

Definitivamente las amigas de ania gadea xxx habían logrado convencerla de que su novio solo quería de la relación acostarse con ella y nada más. Habían conseguido que se convenciera incluso que para su novio era más importante pasarla con sus amigos tomando o jugando futbol que estar en casa con ella viendo una película o escuchando sus cosas. Entonces le propusieron que le pusiera una prueba de la que si no salía victorioso entonces se olvidaba de la relación.

La prueba consistía en que no tendrían sexo por un mes, pero peor aún no tendrían contacto físico alguno, solo contacto visual. La prueba la llamaron “se mira pero no se toca” y cuando ania gadea xxx se lo propuso a su novio a este no le quedó más remedio que aceptar seguro de pasar tan extraño examen con nota aprobatoria. Lo difícil de esto no es el soportar la abstinencia, lo complicado está en que el tiempo era un mes y ella siempre estaría cercana a él y lo provocaría a tener algo más que contacto visual.

Con mucho aguante y fuerza de voluntad llegaron al día 30. Ese día se terminaba el sacrificio para ambos, pero sobre todo para él. Después de esa noche ania gadea xxx podía premiar a su novio con una gran noche de sexo. Pero tendría que soportar esa última noche. Ella lo cito para que la esperara en su habitación mientras ella asistía a una reunión con unas amigas. Le dijo que vaya tempano antes de que ella salga para que se quede esperándola. Cuando el llego, ania estaba entrando a la ducha y le dijo que ya salía.

sexy ania gadea

En una silla del dormitorio esperaba impaciente a que ania gadea xxx saliese de la ducha. Llevaba rato oyendo caer el agua imaginándose su cuerpo mojado tras las cortinas, la espuma deslizándose por su piel. Creía sentir en sus manos el tacto de su piel suave, acariciándola con el tibio jabón. Cuando cesó el ruido del baño se acomodó en el asiento para verla salir por fin envuelta en una toalla blanca. Anduvo por la habitación con aire ausente, sin prestar atención al tembloroso huésped que la observaba expectante. Apenas a su alcance de la mano ella se detuvo frente al gran espejo del ropero, donde desató la toalla y su espléndido cuerpo hizo aparición como un secreto revelado. Se secaba parsimoniosa, disfrutando de ver su propia piel reflejada, sus senos, su vientre, sus sensuales piernas. Recorría con sus ojos cada rincón de su cuerpo, ignorando a su chico que en una esquina se retorcía de deseo. Pero ese era el trato, el juego. Hoy tocaba solo mirar y darle gusto a la vista, recreándose en todo lo que ella hiciese sin ponerle un dedo encima.

De un cajón deslió una ropa interior blanca y unas medias tipo panty que se colocaba despacio, con un pie en la cama para ajustarlas a sus muslos. A cada prenda que se ponía se observaba de frente y de lado, sin desprender en ningún momento la mirada de él, al que le sobraba la ropa y el deseo. Sudaba y apretaba los dientes, quería saltar sobre ania gadea xxx, quería poseerla, pero las reglas del juego hasta hoy eran esas. Ella se ajustó en una lenta coreografía un vestido ceñido de una pieza, con una interminable cremallera por la espalda. Se sentó frente a él para peinarse, colorear sus labios de carmín y aplicar lápiz de ojos. Disfrutaba de verse atractiva, de gustarse, de convertirse en unos minutos en una modelo frete a su espejo rodeado de tenues bombillas.

Cuando se ajustaba los tacones él amenazaba explotar, las piernas le vibraban, la boca se había secado hacía rato. En silencio disfrutaba del espectáculo en privado, se deleitaba viendo a aquella belleza arreglarse hasta el final. Entonces ania gadea xxx se colocó el bolso y se miró por última vez al espejo con las manos en las caderas, girándolas cadenciosamente. Pasó por delante de él sin mirarlo, con aire de dominadora, dejándole una ráfaga de perfume suave, olor a íntimo secreto. Justo antes de cerrar la puerta se volvió y lanzó un beso a su chico y le dijo “espérame listo que yo regreso en dos horas para darte tu premio”. Cuando ella cerró la puerta él se comenzó a masturbar y luego espero su retorno para cobrárselas por todos esos días en abstinencia.

ania gadea xxx

La entrada FOGOSA DEL SEXO ANIA GADEA XXX PONE A PRUBEA A SU NOVIO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2wR9e9B
via IFTTT