Etiquetas

,

Con la llegada de la primavera y los primeros rayos de sol calentándonos desde muy temprano empezaban a desfilar por el barrio, el trabajo y los centros comerciales las mujeres luciendo sus vestidos cortos que dejaban notar sus bien formadas anatomías. De hecho tengo a mi vecina jenny kume desnuda quien además de ser muy simpática y atractiva es muy exhibicionista.

Una tarde mientras iba caminando por la calle y me detuve en una galería para ver unos artículos que necesitaba la vi pasar. Al verla comencé a andar y jenny kume desnuda iba a paso lento delante de mí, con una mini falda ajustada en su gran trasero y una blusa casi transparente. Cada paso que daba su hermoso culo se movía al mismo ritmo de sus pasos, se podía apreciar como su trusa bien ajustada le marcaban en las nalgas.

La verdad es que iba pensando en mi mente lo peor con mi vecina. La verdad es que cada paso que daba mi vecina mi pinga se me ponía más y más dura. Una tarde en el barrio hubo una celebración que salió de manera improvisada, en la que compartimos con las familias de la cuadra una parrilla y cervezas. A esa celebración llego jenny kume desnuda junto con su marido. Ella se sentó a mi lado y me puse algo empilado de solo pensar que ese hermoso culo estaba al lado mío.

Comenzamos a hablar de todo un poco y cada vez llegaron más invitados por lo que nos teníamos que pegar lo más que podíamos para caber todos en la mesa. Ella sin darse cuenta me arrimó su pierna contra la mía. Podía sentir su carnosa pierna caliente, pero la gota que rebasó el vaso fue cuando jenny kume desnuda se levantó para ir al baño y sin querer me rozo con su hermoso culo en el hombro. Pude notar que su trasero además de abundante es muy blando. Me propuse tirármela fuese lo que fuese, ya que no podía resistir la tentación de tener ese culo frente a mí.

Al cabo de una hora después de beber cerveza y comer parrilla pude descubrir que la vecina tenía buen aguante con el trago. Aunque su esposo no tanto porque estaba tirado en la mesa totalmente mareado. Al notar ello jenny kume desnuda me pidió que la ayudase a llevar a su marido a su casa ya que ella sola no podía. Lo cargue como pude y lo lleve hasta la cama de mi vecina en donde cayó seco como un tronco.

La vecina me agradeció por la ayuda y me dijo que no quería terminar así la noche por lo que me ofreció un trago. Acepte gustoso y jenny kume desnuda me dijo que se iba al cuarto a ponerse un poco más cómoda. Cuando retorno quede boquiabierto al ver toda su hermosura expuesta ante mí. Se había puesto un baby doll negro transparente que no solo dejaban ver toda su monumental anatomía sino además derrochaba toda la sensualidad que había en ella.

Al notarme algo contrariado me pregunto si estaba bien, a lo que le respondí que sí, pero que nunca imagine que tuviera un par de tetas tan preciosas. Ella en lugar de ruborizarse me pregunto ¿quieres ver si son de verdad? Su respuesta me puso la pinga muy dura y jenny kume desnuda sin decir más se me acercó, me agarró una mano y me la metió entre el sostén. Comencé a frotarle sus senos, ella se apoyó contra la pared de la sala y termine por quitarle el sujetador a la vez que me disponía a comer a mi antojo uno a uno sus pechos.

Poco a poco le fui bajando la trusa y acariciaba con mis manos su tremendo trasero. Comencé a meter uno de mis dedos en su culo paradito mientras con la lengua le chupaba una oreja luego el cuello, jenny kume desnuda se retorcía de placer y cada vez se mojaba con mayor rapidez, estaba que ardía. Sin decirle nada agarré mi erecto pene y después de unos pequeños golpes comencé a introducírsela en el culo. Ella miró para atrás y me dijo “por ahí no serás capaz de metérmela porque aun soy virgen, mi marido no se sale de lo clásico y dice que por ahí no me quiere dar”.

Después de oír esto, separé sus nalgas y clavé mi pieza en todo su culo. Pegó un grito que el eco se oyó en toda la cuadra, con cara de sufrimiento me dijo: “me duele, sácamela por favor”. Entonces comencé a meterle lentamente mi pene y a frotarme contra su culo, de pronto esa expresión de sufrimiento de jenny kume desnuda la cambió por la degusto y comenzó a moverse a un ritmo de samba. Desde atrás, podía contemplar como mi pinga entraba y salía de su gran culo, desplacé una mano a su conchita y comencé a frotársela con la intención de lubricárselo para continuar con ella al terminar con su culo.

Ella no me dio tiempo y cuando estaba a punto de venirme en todo su culo agarró mi pieza y comenzó a frotársela contra su concha. Yo estaba para reventar de un momento a otro, nos tiramos en la alfombra de la sala y jenny kume desnuda se puso boca arriba diciéndome “dámela por delante que me gusta más”. Cogí mi miembro y se lo introduje en su húmeda concha. Sus senos bailaban al ritmo de mis arremetidas, no aguanté más y ambos nos venimos juntos. En el momento de botar mi leche decidí sacar mi pinga de su conchita y toda mi leche salió disparada como un cañón impactando contra sus senos, ella comenzó a chupar el semen de sus pechos, a mí esto me volvió a calentar y le acerqué mi pieza a sus pechos.

Comenzó a hacerme un ruso perfecto, mi miembro aun duro y grueso entraba y salía de sus senos lubricados de esperma. De vez en cuando jenny kume desnuda acercaba su boca y aprovechaba para introducirle mi pinga en ella. Allí nuevamente fue que termine esa faena llenándole de leche toda la garganta. Después de esa noche de celebración cada vez que veo a mi vecina me dan unas ganas de llevármela a la cama y para conseguirlo solo basta con ir a su casa y ponerme a tomar unos tragos con su marido.

La entrada ME LEVANTO A VECINA JENNY KUME DESNUDA EN SU PROPIA CASA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2cGkl8n

from Kinesiologas http://bit.ly/2q0OU3S
via IFTTT

Anuncios