Etiquetas

,

A mis cortos 17 años se me presenta una situación que nunca antes había imaginado pasar. Sucede que desde hace unos meses atrás tengo una novia dos años mayor que yo y que además es toda una belleza, pero desde que conocí a su madre ania gadea desnuda, no dejo de pensar en ella y hasta he tenido sueños húmedos que me dejan con muchas ganas de tirármela.

Mi novia es deportista, practica el tenis y por ello tiene un cuerpo espectacular: senos enormes, un culo redondo como los que se ven en los programas reality de la tv, es decir es una diosa como para encerrarse en el cuarto todo el día con ella. Pero su madre ania gadea desnuda no se quedaba atrás.

Una noche mi novia me invito a cenar en su casa, entonces ahí conocí a mi suegra ania gadea desnuda, una mujer de unos 30 años con un trasero paradito y durito, unas tetas grandotas que con solo verlas se te paraba la pieza. En verdad tuve que disimular un poco con mi suegra para evitar que se diera cuenta de que le miraba el trasero, pero se me hacía imposible no hacerlo, es que nunca había visto a una mujer con un culo así, y por si fuera poco tenía unos gemelos en sus piernas bien redonditos como los tienen los deportistas.

Mi suegra ania gadea desnuda era una mujer aun joven, tenía cara de juerguera y de mañosa, eso además de su impresionante físico era lo que me llamaba más la atención de ella. Con el tiempo empecé a tener más confianza con ella y me quedaba a dormir en su casa cuando mi novia me lo pedía. A mi chica me la tiraba en su cuarto cada vez que me quedaba y se lo hacía de todas las formas posibles, pero mi mente estaba puesta en la mujer del cuarto de al lado, en mi suegra.

Hace un mes mi novia se fue para Buenos Aires para pasar una corta temporada con su padre que radica allá y de paso para entrenar y perfeccionar su juego en el deporte que más le apasiona: el tenis. Yo me quede solo en Lima pero con la esperanza de aprovechar al máximo mi soltería y la necesidad de compañía de mi suegra ania gadea desnuda.

Ese fin de semana estaba con mis amigos del barrio tomando unas cervezas y decidimos ir a bailar a una discoteca por la avenida Arequipa. Cuando entramos el lugar estaba reventando de gente en su mayoría de unos 25 a 30 años. Ya un poco animados por los efectos de la cerveza, nos fuimos a la pista a buscar con quien bailar, cuando ocurrió lo que tanto deseaba: mi suegra ania gadea desnuda estaba bailando en el medio de la disco meneando ese señor culo que tenía para todos lados.

Sin dudarlo me acerque a saludarla y nos fuimos a la zona vip a charlar un poco más tranquilos y de rato en rato bailábamos. Note que ania gadea desnuda también también había bebido ya que se movía como una vedette cuando ponían música tonera. En esas sacudidas que daba mientras bailaba, me excitaba con sus movimientos de cintura y yo apretaba su culo contra mi pinga que ya la tenía dura. Como tenía confianza conmigo y con lo mareada que estaba no media las consecuencias de sus actos.

Con lo caliente que me puso el baile de mi suegra ania gadea desnuda le invite unos tragos para ponerla más accesible todavía. Nos emborrachamos bastante y ella ya quería irse del lugar, entonces me invito a tomar un café a la casa para que se nos pase la borrachera. Tomamos un taxi y en el trayecto me gane con sus preciosas tetas que las veía por ese escote que no le tapaban nada. Cuando llegamos a la casa yo tenía la pieza recontra parada y no aguantaba las ganas de tirarme a mi suegrita.

Nos sentamos en la sala, prendió la tele y justo estaban pasando una película erótica. Nos pusimos a conversar un poco pero yo estaba que me calentaba aún más con las escenas en el televisor. Mi suegra ania gadea desnuda se debe haber dado cuenta de mi excitación porque me dijo que me sacara la camisa porque me haría unos masajes para relajarme. Yo estaba casi desnudo y ella me tocaba la espalda tan rico que más se me paraba la pinga.

Entonces le dije que era mi turno de masajearla para devolverle el favor, de repente se quitó la blusa y se quedó solo con el brasier dibujando sus hermosos pechos. Empecé a masajearla por la espalda y no me aguante las ganas de acariciarle las tetas. Mi suegra ania gadea desnuda no hizo nada para evitarlo, entonces saque mi pinga y se la empecé a sobar por toda la espalda. Ella estaba sentada y yo de pie, entonces se dio vuelta y mi pieza le rozo los labios, luego ella me la cogió y se la coloco dentro de la boca, la sacaba y la metía con una velocidad increíble, luego de mamarla un rato se levantó y se remango la falda hasta la cintura y luego se agacho mostrándome el culo más perfecto que nunca había visto.

Agarre mi pene y me mande de una, la tome de la cintura y se la puse en la concha, ania gadea desnuda gemía y me decía que le diera como le daba a su hija cuando yo me quedaba en casa. Se la empecé a clavar con mucha violencia, con todas las ganas que tenía reprimida. En un momento de la penetración se la saque y se la puse en el agujero de su culo y ella empezó a moverse con una habilidad increíble, era el polvo que cualquiera habría soñado con su suegra.

Después de un rato en ese asunto, ania gadea desnuda se enderezo y me empujo al sillón, agarro mi miembro y se la puso en la concha nuevamente, pero ella estaba arriba mío ahora, se movía como las actrices porno y sentía que no aguantaba más, entonces le dije que quería acabar en su culo, ella se puso como un perrito en el piso y yo le entre con todas las ganas, cuando no aguante más y me vine en ese culo hermoso y se la saque chorreando leche esparciéndola en sus piernas y en esos gemelos que me encantaban.

Esa noche fue un sueño hecho realidad, con ania gadea desnuda nos dormimos y cuando nos despertamos nos metimos un par de viajes más donde lo hicimos de todas las formas. Desde aquella noche nos la pasamos aprovechando el tiempo de soledad para hacernos compañía hasta que regrese su hija, mi novia.

La entrada APROVECHANDO QUE ESTA SOLA ME LEVANTO A ANIA GADEA DESNUDA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2cGkl8n

from Kinesiologas http://bit.ly/2rKCDxA
via IFTTT

Anuncios