Etiquetas

,

Hola soy korina rivadeneira xxx una chica de 18 añitos que desde que probé el sexo me volví una adicta a él. Debo decir sin ninguna vergüenza que el ser una fanática de los placeres de la carne no me vuelve una puta, por el contrario es una reacción muy natural hacia algo tan hermoso como es el encuentro carnal entre dos seres humanos deseosos de experimentar cosas nuevas.

No soy de calificar a nadie por lo tanto no me gusta que me califiquen, desde que cursaba mi secundaria en el colegio y tuve mis primeros enamorados a muy temprana edad se me decía de todo. Me han puteado mucho en la vida pero no soy puta, soy korina rivadeneira xxx y vivo plenamente mi sexualidad sin perjudicar a nadie. Ahora les quiero compartir una situación que viví hace poco y que me dejo más que satisfecha.

Esto me ocurrió hace un par de semanas atrás y fue increíble. Lo que sucedió es que aquel día mi amiga estaba sola en casa y conversando con ella decidimos organizar una fiesta de improviso. “Pero korina rivadeneira xxx a quien le pasamos la voz, mira que ya es tarde para armar una reunión, nadie va a venir.” Entonces cogimos la agenda e invitamos a unos amigos muy positivos que nunca se niegan a pasar la noche con dos lindas chicas solitarias y aburridas en casa.

Esperamos a los muchachos vestidas lo más atractivas posibles. Algo que es característico en korina rivadeneira xxx es que a donde vaya siempre tiene que llamar la atención del sexo opuesto. Por suerte mi amiga comparte mis ideas y también se puso muy atractiva esa noche. Llegaron los invitados y la noche transcurría muy normal: bebíamos, conversábamos y bailábamos la música de moda como el reggeton “felices los 4”.

Finalmente nos juntamos ocho personas en la casa de mi amiga. Habia tomado tanto esa noche que entonces sentí unas ganas de orinar que pensé que me iba a mear encima, así que corrí al baño del segundo piso ya que el del primero estaba ocupado. Casi al mismo tiempo que bajaba mi tanguita empecé a disparar desesperada mis orines. “Uffff que alivio” me dije para adentro sin darme cuenta que con el apuro no había cerrado la puerta del baño. Me limpie rápidamente y cuando me arreglaba en el espejo yo korina rivadeneira xxx me di cuenta que uno de los chicos me espiaba por la puerta semi abierta.

-¿Que tienes ah? es que no has visto nunca a una chica meando, ¿no te da vergüenza espiarme?

Entonces el chico se sonrió y me clavaba esa mirada de deseo que me calentó un poco. Pude haber cerrado entonces la puerta pero al ver que no dejaba de mirarme y sabiendo que “más sufre el que mira que el que enseña” pues decidí no cerrarla. Yo korina rivadeneira xxx provocaría en ese pervertido el deseo de hacerme suya. El por su parte no dejaba de mirarme con mucho morbo en los ojos.

-¿Vas a entrar?- le pregunté.

-Claro…si tu me dejas.

-Pues entra antes de que otro te gane el servicio.

Entonces subí mi cierre del pantalón y salí para que el mirón pudiera entrar a hacer sus necesidades. Luego justo cuando él entraba y yo salía, me volví y entré junto a él cerrando la puerta con seguro.

-¿Qué haces?-me dijo.

-¿No te gusta verdad? Pues ahora me toca a mí korina rivadeneira xxx. No me digas que te da vergüenza que te vea.

-Para nada. No hizo falta ni una palabra más, cogió y sacó su pene, el cual estaba algo erecto, supongo que provocado por la situación anterior, yo no podía dejar de mirarlo, y para qué negarlo, comencé a sentir como mi cuerpo se humedecía y lubricaba como una llamada al placer y la lujuria.

Me encontraba algo excitada, mi cuerpo pedía sexo desde que perdí mi virginidad hace ya varios años atrás con un ex novio, y el pene de ese chico era muy provocativo. Lo vi como lo cogía, como lo manipulaba para que salga su chorro de orine y finalmente como lo sacudía para seguramente proceder a guardarlo. Yo korina rivadeneira xxx continuaba mirando muy caliente su enorme pene y sin mediar palabra dejé caer mi vestido entre mis piernas, entonces me bajé mi trusa y le dije:

-¿Qué esperas? ponte un condón y empieza a penetrarme.

No lo pensó dos veces y se bajó el calzoncillo nuevamente, yo empezaba a pensar que era capaz de conseguir todo lo que me proponía, de momento me cogió y me puso sobre sus piernas, este se sentó sobre la tapa del wáter, yo intentaba moverme rápido, el me quitó el resto de mi ropa, me dejo completamente desnuda, era un vicioso, entonces me echó al suelo y echado sobre mi continuó penetrándome. Aunque no estaba muy cómoda el placer que me producía no me dejaba pensar mucho si lo era o no, de repente yo korina rivadeneira xxx comencé a notar grandes sacudidas, empezó a venirse, yo quería chupársela y venirme con él.

Le dije entonces que me tocaba a mí, así es que me senté sobre el wáter, él se agachó y yo coloque mis pies en su espalda apoyando mis piernas en sus hombros, nunca olvidaré todo lo que su lengua hizo con mi conchita, el calor de su lengua, su humedad y velocidad hicieron que me pusiera como una loca, el por su parte me miraba con ojos de insatisfacción, así es que se la cogí y se la chupe sin parar, finalmente y ahora que no tenía más preservativos, tampoco me importaba pues me inspiro confianza. Decidí yo korina rivadeneira xxx probar algo nuevo, así que decidí que se viniera en mi cara y en mi pecho. Fue maravilloso, su semen caliente sobre mi cara. Fue muy excitante.

Luego llegó la parte mala, tuve que ducharme allí mismo para limpiarme mientras el regresaba con el resto, asombrosamente, tampoco tardamos mucho ni hicimos mucho ruido, nadie se percató de nada. Así es que el resto de la noche transcurrió sin ningún tipo de sobresalto mayor. Desde entonces cada vez que voy al baño de mi amiga yo korina rivadeneira xxx recuerdo ese enorme pene que me comí y que me baño de semen y me caliento de nuevo.

La entrada YO KORINA RIVADENEIRA XXX LO HICE EN EL BAÑO DE MI AMIGA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2cGkl8n

from Kinesiologas http://bit.ly/2sE5Igt
via IFTTT

Anuncios