Etiquetas

,

Hace poco festeje como se debe mi día, mi alumna engreída me agasajo y me dio su cariño: fue muy excitante sentir la suave piel de leslie castillo xxx rozar con la mía. A mis cortos 35 años me desempeño como profesor en una prestigiosa universidad de la ciudad y esto gracias a que una buena amiga mía profesora de dicha institución educativa tuvo que irse de licencia por maternidad y me encargo reemplazarla mientras dure su ausencia. Desde entonces soy el profesor consentido de todas las muchachitas de esa casa de estudios.

Ese día llegué temprano a la sala de maestros, eran cerca de las 2 de la tarde y como no había nadie en el ambiente ya que las clases comenzaban recién a las 6 de la noche, puse un poco de música. Estaba definiendo un tema para la próxima monografía que les dejaría a mis alumnos como trabajo final del curso cuando de pronto alguien tocó a mi puerta: era leslie castillo xxx quien estaba más hermosa que nunca.

–Adelante– dije sin prestar mucha atención. De pronto la puerta se abrió y apareció la figura de una muchachita de 19 añitos, alta, de cuerpo muy bien formado, morocha de ojos claros y una sonrisa que enamora.

-Buenas tardes profe- me saludo y me regalo una súper sonrisa.

Totalmente encantado de lo que estaba en frente mío, la invité a pasar de nuevo. Desde la primera vez que pise el salón de clase leslie castillo xxx llamo mi atención debido a la singular belleza que poseía, ya que a pesar de ser prácticamente una niña, su cuerpo y su carita eran la de toda una mujer fatal.

Me comento entonces que tenía ciertas dudas sobre la clase que dictaría hoy y que necesitaba mi ayuda. Me lo pidió con eso ojos color caramelo que desde que los vi me cautivaron. Le pedí que sacara sus apuntes del curso para así poder ayudarle. Rápidamente leslie castillo xxx saco un cuaderno de su bolso y lo puso sobre mi escritorio e iniciamos con la explicación de mi materia. Mientras le explicaba con detalle el tema, me perdía en su mirada y en sus labios.

Le deje algunos ejercicios prácticos como para asegurarme que había entendido mi explicación. Me coloque atrás suyo para vigilar su ejecución de los problemas y pude notar que estaba algo nerviosa. De rato en rato volteaba como para ver si seguía atrás suyo. Luego de unos minutos leslie castillo xxx no se movía, parecía como congelada y con la mirada fija en un punto. Estaba mirando mi bulto en mi pantalón, ya que sin estar totalmente erecto mi miembro tiene unas dimensiones bastante grandes y fácilmente se deja apreciar en mi ajustado jean.

– ¿Qué mira alumna?– le pregunte.

–Nada profe–me respondió poniéndose colorada. Me reí por dentro, me levanté y cerré la puerta. Me di cuenta también que cuando cruce por el salón me miró el culo.

–Estas algo tensa leslie castillo xxx vamos a soltar un poco los músculos para que te puedas concentrar. ¿Te parece?–le pregunté.

Ella asintió con la cabeza. Puse una salsa en mi computadora y subí todo el volumen. La invité a bailar y ella accedió con su sonrisota en el rostro. Comenzamos a bailar y la pegue lo más que pude hacia mí, hasta que en un momento de calentura le puse mis manos sobre su precioso trasero.

–Por dios que pedazo de culo que tiene– pensé dentro de mí, le sonreí y le quede mirando con ojos llenos de deseo. Entonces apartó sus manos de mí y se alejó un poco. Se apoyó contra la mesa y se quedó observando como yo bailaba. Poco a poco me fui acercando con movimientos muy provocadores. “Me está poniendo muy caliente profe”– me dijo leslie castillo xxx.

– ¿Sí, y por qué te alejas entonces? Tócame…yo estoy ardiendo– le respondí. Se ruborizó y se disculpó, pero yo seguí bailando más cerca aun. Me pegué a ella y ahora fui yo quien cogí sus manos y las coloqué en mis nalgas. Seguía insinuándome, tocándole sus pechos. Le quité la camisa y le acaricie su cuerpo, lo que pareció encantarle.

Como no pensaba ponerme un alto a mis caricias pues empecé a besarle de manera muy caliente y ella respondió fenomenalmente. Luego a chuparle el cuello, los hombros, sus tetas, su vientre plano, hasta que mi mano se metió bajo su falda y tocó su conchita. Estaba caliente y húmeda y al bajar lentamente su trusa con mi boca, esta quedo expuesta para mí, sometida totalmente para poder hacer con ella lo que quisiera. Mi lengua se encargó primero de hacerla disfrutar de un buen sexo oral y luego la masturbé un rato. En verdad leslie castillo xxx disfruto cada momento en ese salón y yo igual.

Estaba muy arrecho. Mi miembro estaba totalmente duro y entonces lleve a mi alumna hacia el sillón del salón, me baje el pantalón y el bóxer y mi pinga por poco sale disparada. La puse de rodillas y entonces leslie castillo xxx comenzó a mamármelo como una puta profesional. Lo lamia con unas ganas y lo succionaba como queriendo tomarse todos mis jugos. Luego de unos minutos en que sus maniobras pusieron como una piedra a mi pene la puse encima del sillón con las piernas bien abiertas y le metí toda mi humanidad. Fue delicioso sentir esa conchita juvenil, fresca, caliente y mojada. Esa mezcla de sensaciones me puso como un animal en celo y la penetraba con una vehemencia que nunca había experimentado.

Estuvimos en ese mete y saca salvaje por varios minutos, primero yo encima de ella, luego leslie castillo xxx me hizo la mejor cabalgada que nadie me haya hecho, con unos movimientos pélvicos que me dejaron mas que satisfechos, para finalmente terminar nuestro encuentro con la mas preciosa de las poses “el perrito” ya que me permitió tener a mis manos su riquísimo culo. Luego de reponernos un poco del trajín nos vestimos y nos fuimos a tomar algo para luego regresar a las clases. Desde ese entonces mi alumna siempre que tiene dudas me visita en el salón de maestros y yo encantado de despejarle sus incógnitas.

La entrada MI ALUMNA LESLIE CASTILLO XXX ME DA MI REGALITO POR EL DIA DEL MAESTRO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2cGkl8n

from Kinesiologas http://bit.ly/2utpkW2
via IFTTT

Anuncios