Etiquetas

,

Es curioso pero a mis 23 años he vivido una situación bastante extraña y emocionante a la vez. Es increíble como una equivocación te puede llevar de un momento a otro a vivir experiencias que nunca planificaste ni mucho menos imaginaste pasar. Y es que en una sociedad tan machista como la nuestra es difícil para mí ser mirella mendez desnuda, a diario debo lidiar con harto mañoso que me dice cosas obscenas y subidas de tono. No es que sea cucufata, simplemente no soy de piedra, también tengo sentimientos y necesidades.

Todo ocurrió una tarde en que nos fuimos de compras por los diversos centros comerciales de la ciudad una amiga de la universidad y yo. Luego de retornar a casa emocionada por la ropa que había comprado me puse a chatear con Romina, mi amiga del shopping, emocionadas por la renovación de nuestro closet. Ella me decía “mirella mendez desnuda pásame fotos probándote la ropa que compraste a ver cómo te queda, yo te paso las mías y entonces intercambiamos opiniones”.

mirella mendez desnuda

 

Así estuvimos probándonos la ropa y tomándonos fotos para luego compartirlas entre nosotras. Pero de pronto me ocurrió un accidente tecnológico: sucedió que en un descuido mío y por el apuro de escribirle a mi amiga Romina, digite “ROM” y por inercia le di click al primer nombre que me salió sin imaginar que le estaba enviando una buena cantidad de fotos a mi tío “Romano”. Me di cuenta cuando un cuadro que decía “mirella mendez desnuda transfiriendo imágenes a Romano Méndez” ya estaba concluyendo el envío.

Cuando me di cuenta en realidad ya era demasiado tarde, pues las fotos habían sido entregadas a su destinatario e incluso ya estaban siendo leídas. Lo único que se me ocurrió en ese momento vergonzoso fue escribirle a mi tío, a pesar que no le escribía ni para saludarlo cuando lo veía conectado, pidiéndole encarecidamente sepa disculpar tamaña equivocación de mi parte y dejando en claro que esa era la última vez que me ocurría. Entonces mi tío, que se encontraba “en línea” y con quien habitualmente cruzamos algunas palabras por ese medio, me respondió escribiendo: “querida mirella mendez desnuda no te preocupes, en esas fotos sales muy hermosa. Al contrario quisiera aprovechar que estamos conversando para agradecerte encarecidamente por tu equivocación, deseando que lo sigas haciendo cada vez más seguido”.

Su respuesta me causo gracia y me dejo algo aliviada. Le agradecí por la comprensión y conversamos un montón esa noche. Desde entonces no dejamos de chatear mañana, tarde y noche cada vez que se podía. Mi tío Romano tiene 40 años, es profesor universitario en una conocida casa de estudios de Chosica exclusiva para los que desean ejercer la docencia como profesión. Es soltero y a pesar de estar en la base 4 es un hombre muy bien conservado. Quizá yo mirella mendez desnuda por ser alumna universitaria es que le agarre el gusto a conversar con el de manera continua. Nuestras charlas eran extensas y nos quedábamos entretenidos con la conversa hasta las 3 o 4 de la madrugada. Él se preocupaba por mí, por cómo me fue en el día, mis cosas personales, mis estudios, por todo.

mirella mendez

Me sentía bien con mi tío, de alguna manera sentía que de verdad yo mirella mendez desnuda le interesaba. Y desde que empezamos con el chat a mí me agradaba contarle mis cosas, me sentía en confianza, le enviaba incluso algunas fotos mías en el gimnasio o en la universidad o simplemente las que a mí me gustaban. Pero un día todo cambio: como de costumbre chateábamos y yo le consultaba como me quedaban unos pantalones que quería comprarme, entonces le enviaba unas fotos que me tomaba en el vestidor de la tienda con todos los pantalones que me había probado. Mi tío entonces empezó a hablar de mis caderas y de mi gran colita y obviamente que los pantalones me quedaban muy bien. Mi sorpresa fue que al día siguiente me llegaron todos los pantalones que me había probado a mi casa ya pagados por mi tío.

Emocionada le escribí agradeciéndole los regalos y por la noche decidí hacerme una sesión de fotos usando esos pantalones para él, se las envié y le encantaron. Tanto así que mi tío se calentó y empezó a escribirme cosas sucias pero ricas. Lejos de molestarme lo que me escribía mi tío, me alegraba ya que era un detalle de mi parte que él supo valorar. Yo también me excite con su arrechura y eso nos llevó a tener sexo virtual. Mi tío y yo mirella mendez desnuda terminamos haciendo el amor por chat, con palabras y comentarios muy directos. Luego de masturbarme pensando en que me metía su pene en mi conchita, al día siguiente tuve mucha vergüenza de escribirle. Él tampoco lo hizo y así pasaron algunos días.

Hasta que una tarde me escribió pidiéndome disculpas por lo de esa noche. Me dijo que entendía que yo mirella mendez desnuda era su sobrina y que lo conversado no era correcto. Me dio mucha pena sentirlo así con sentimiento de culpa, así es que tome un chosicano y fui hasta donde él vive, muy cerca de la universidad donde enseña. Me hospede en un hotel y lo llame. Sorprendido con lo que hice pidió permiso en su trabajo y fue al hospedaje donde estaba para verme.

mirella mendez sexi

Cuando entro a mi habitación le di un fuerte abrazo y le dije que no se sintiera mal, que la culpa era mía por hacerme esa sesión de fotos y que de seguro se había calentado. Entonces le pedí en ese momento que se relajara, que yo me encargaría de que se sintiera mejor. Entre al baño y al salir le hice un desfile de modas con todos los jeans y lencería de mi colección que mejor me quedaran. Emocionado me dijo “mirella mendez desnuda eres una buena sobrina” entonces de un momento a otro el saco su pene y se empezó a masturbar. Me acerque y lo cogí para decirle que esa leche se va desperdiciar, que era mejor me la de a mí.

De pronto me cogió fuerte de la cintura y me coloco en 4 encima de la cama y se puso a nalguearme. Me puso a mamarle su pinga erecta para luego quitarme mis pantalones y metérmela toda: me empezó a embestir con su gran pene mi vulva, me decía que era una sobrina muy zorra y que se había masturbado muchas noches con mis fotos. Eso me calentó tanto que le pedí que se viniera dentro mío. Y así lo hizo, me lleno toda mi vagina de su leche caliente dejándome súper cansada. Desde entonces vivo con la culpa de ser mirella mendez desnuda la putita de mi tío.

mirella mendez caliente

La entrada MIRELLA MENDEZ DESNUDA RECIBE UNA LECCION SEXUAL DE SU TIO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2ii31hv
via IFTTT

Anuncios