Etiquetas

,

Todos los hombres casados en algún momento de nuestro matrimonio llegamos a tener sexo con nuestras esposas solo una vez por noche para luego quedar profundamente dormidos. Eso me ocurría y lo asocie al excesivo consumo de cigarro de mi parte. Pero mi falta de apetito sexual no era mi único problema, además el dinero no alcanzaba en casa por lo que me propuse hacer horas extras en el trabajo. Así fue que conocí a amber rose xxx una mujer hermosa y de cuerpo delicioso.

Yo soy oficial del ejército y trabajo en un fuerte militar en chorrillos. Resulta que un día que estaba de servicio se estaciono un auto negro con lunas polarizadas de donde descendió amber rose xxx. Al ver a esa morocha tan bella me acerque y me contó el motivo de su visita: trabajaba como vendedora en una tienda de electrodomésticos y un compañero le había pagado con un billete falso. Entonces quede en ayudarla investigando como ocurrieron los hechos.

Por la tarde llamo al teléfono de la oficina y le pedí su número para comunicarme y explicarle la situación. Al terminar mi jornada fui volando a un teléfono público, le timbre y converse largo y tendido con amber rose xxx. Solucione el problema que tenía pasando luego a conversar de todo un poco. Le dije que era casado pero que me agradaría mucho que seamos amigos. Me respondió que no. Desde entonces se volvió mi obsesión, la llamaba a diario y tenía muchas ganas de verla. Por esos días mi esposa viajó a provincia con mi hijo a una reunión familiar entonces aproveche el momento y fui a visitarla a su tienda con una botella de vino.

Era viernes y ni bien salí de mi turno tome un taxi hasta la puerta de su trabajo. Ahí estaba amber rose xxx, hermosa como siempre y atendiendo a un cliente quien estaba interesado en comprar un televisor. Al verme con mi vino en la mano se sorprendió y sonrió con agrado. Se disculpó con el cliente y se acercó donde me encontraba. “Hola, que sorpresa” me dijo. “Pasaba por aquí y me dieron ganas de verte”. “Ya veo que eres muy insistente. Y esa botella de vino? También tenía ganas de verme?” Me dio risa su comentario, asi es que no me fui con rodeos: “esta botella es para celebrar, celebrar nuestra posible amistad, me agradas y no quiero que pienses mal, solo quiero conocerte y ser tu más fiel amigo”. Me guiño el ojo y me dijo “salgo en una hora asi es que dame esa botella para ponerla en la refri y no se caliente”.

Estuve paseando por toda la tienda por espacio de una hora, me recorrí como diez veces todos los pasillos de electrodomésticos y de rato en rato le daba un vistazo a amber rose xxx quien estaba cerrando la venta de un televisor de última generación con su cliente. El uniforme que tenía puesto la hacían ver muy sexy: su blusa blanca resaltaba el color de su piel morena, era ceñida y con un escote que permitía ver la redondez de sus pechos, complementaba un saco corto que la hacían ver elegante y una minifalda que dibujaban ese par de piernas que provocaban morderlas sin compasión. Tan solo observar cómo le hablaba a su comprador me calentó demasiado, sus labios gruesos y húmedos se movían con sensualidad y ya me los imaginaba moverse igual con mi pinga adentro.

Cuando me entretuve mirando unos equipos de sonido, amber rose xxx me paso la voz diciendo que vaya a la cochera y la espere en su carro. Entonces salí del local que ya estaba vacío y a punto de cerrar y me fui al estacionamiento, allí estaba el auto negro con lunas polarizadas de donde descendió mi musa aquella vez que nos conocimos. Espere unos minutos y de pronto sonó el pitido que desactiva la alarma del carro. Era ella quien venía meneando las caderas de manera deliciosa y con la botella de vino en su mano. “Espero que no te hayas aburrido, te compensare haciéndote pasar una noche muy amena”. Entonces subimos a su auto y me dijo que iríamos a un parque muy bonito y caleta en donde podríamos conversar sin que nadie nos moleste, ni el Serenazgo nos iba a joder. Acepte impaciente.

Entonces conversamos de todo un poco, el licor ayudaba mucho en desinhibirnos y abrir nuestras mentes además de calentarnos cada vez más. A parte de bella amber rose xxx era una mujer muy divertida, dueña de una picardía única y un doble sentido que me hacia erectar de manera descontrolada. En cuestión de una hora ya nos habíamos terminado la botella de vino y nos había picado el diente. Entonces ella me dijo que fuéramos por otra y volviéramos a terminar lo que ya habíamos iniciado. No sabía cómo tomar ese comentario, a mí me parecía un mensaje muy directo: “quería concluir lo que ya habíamos empezado”…es decir deseaba que me la comiera completita ahí mismo en su carro. Y yo estaba dispuesto a hacerlo, total estaba soltero por unos días.

 

Esta historia continuara…

La entrada EL VINO VUELVE UNA LOBA EN LA CAMA A AMBER ROSE XXX aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2B6csJk
via IFTTT

Anuncios