MARJORIE DE SOUSA DESNUDA SE VUELVE INFIEL A LA DISTANCIA

Etiquetas

,

Soy marjorie de sousa desnuda y desde hace unos meses que mi esposo Pancho sufrió un infarto al corazón mi vida cambió radicalmente. Éramos una pareja feliz a pesar de nuestra diferencia de edad: él tiene 50 y yo 30. Disfrutábamos nuestros encuentros sexuales como nadie y es que Pancho a pesar de ser mayor parecía un adolescente en la cama. Producto de nuestro amor y la fogosidad de mi marido tenemos un hijo de 6 años, pero luego de su problema cardiaco mi esposo se cuidaba demasiado pues tenía miedo de morir y si antes teníamos sexo una vez al día o más ahora a lo mucho lo hacemos una vez al mes.

Desde que me case nunca le fui infiel a mi esposo, pues además de feliz estaba totalmente satisfecha, sin embargo mi vida dio un giro de 360 grados a raíz de su enfermedad pues si ahora teníamos intimidad una vez al mes era por mi insistencia, pues soy yo marjorie de sousa desnuda quien arde de deseos porque mi esposo me haga suya como antes. Por si eso fuera poco esa única vez que me daba placer era muy corto y en verdad estaba desesperada, ya que nunca antes había experimentado lo que es la necesidad de ser amada.

Mis días transcurrían agobiantes hasta que un día mi prima hermana que radica en Nueva York me invita a pasar unas cortas vacaciones en su casa de campo para celebrar las fiestas patrias de ese país. Pancho rechazo la invitación pues no quería arriesgar su salud y como mi pequeño aún tenía clases en su colegio estuve a punto de comunicarle a mi prima que no podía viajar en esta oportunidad. Sin embargo mi esposo me propuso ir y el quedarse al cuidado de nuestro pequeño, propuesta que no podía rechazar pues en verdad yo marjorie de sousa desnuda tenía ganas de relajarme un poco y ese viaje me caía como anillo al dedo, asi es que le comunique a mi prima que iría pero sola.

Los primeros días de julio viaje con destino a Nueva York, mi prima me esperaba en el aeropuerto junto a su esposo Frank un americano de 40 años, pelirrojo, bastante alto como de 1.80 mts. de contextura gruesa y bastante amable. Yo marjorie de sousa desnuda estaba perdida en tan enorme aeropuerto pero ni bien me vieron mi prima y su gringo me abrazaron con mucha fuerza. Por esas fechas están en pleno verano en Nueva York, mientras que en Lima empieza el invierno duro, sin embargo su verano es asfixiante pues la temperatura llega a los 40 grados, desde que llegue a tierras gringas me moría del calor y mi prima me decía que me vestía como vieja a pesar de que ella es mucho mayor que yo (50 años).

 

Me obsequio algunos de sus vestidos que eran bastante atrevidos pero cómodos: micro faldas con tiras en los hombros, a mí marjorie de sousa desnuda me parecía que mostraban mucho pero mi prima decía que con el calor que hacía era una necesidad usar esa vestimenta. Con el pasar de los días me acostumbre a usar esos vestidos cortos y shorts muy ceñidos, incluso cuando iba a las hermosas playas de arena blanca usaba unos bikinis que Pancho nunca me hubiese dejado ponerme con lo celoso que era conmigo.

Me la pasaba muy bien con mi prima y Frank, me di cuenta que eran un par de juergueros y siempre tomaban cerveza cuando íbamos a la playa o cuando estábamos en su casa de campo, incluso después del almuerzo y hasta cuando veíamos una película, es decir todo el tiempo. Así fue que paso una semana de buena convivencia y full diversión hasta que un dia mi prima que es contadora me dice que tenía que ir a su trabajo pero que me sintiera cómoda: “estás en tu casa marjorie de sousa desnuda si deseas salir coge la camioneta con confianza”. Así fue que comencé a salir por mi cuenta, a veces con mi prima y a veces con Frank que era muy gracioso, sobre todo cuando íbamos a la playa y me subía a sus hombros para tirarme al agua, siempre con las cervezas encima.

Una mañana mi prima tuvo que viajar a otro estado para cerrar un negocio con un cliente y nos quedamos con Frank en casa viendo tele y tomando cerveza. Habíamos toma muchas cervezas y entonces abrió su corazón.

marjorie de sousa desnuda, hace un año que tu prima tiene problemas con su menopausia y desde entonces no deja que la toque. Me siento mal, desesperado pues ella me evita y no sé qué hacer.

Estaba muy triste y a punto de llorar. Entonces tome de su mano y le comencé a contar de mi problema con Pancho, él saco un six pack de cervezas y me susurro al oído:

-Vamos a tomar por nosotros.

Nos reímos de nuestro feliz pasado y nos lamentamos por nuestro infeliz presente, seguimos tomando y sin darnos cuenta estábamos tan mareados que nos abrazamos fuertemente quedando muy pegados uno del otro. Frank comenzó a besarme y yo marjorie de sousa desnuda no hice nada por evitarlo supongo por lo borracha que estaba, pero disfrutaba mientras sus manos bajaban las tiras de mi vestido, abrían mi cierre y me acariciaban por debajo de mi falda. No podía explicar cómo mis brazos le ayudaban para hacerle más fácil la tarea de dejarme en ropa interior, tenía su lengua metida en mi boca, todo me daba vueltas, sentía su pálido cuerpo encima del mío, mi brasier volaba, sentía su lengua recorrer todo mi cuerpo y bajar peligrosamente, sentía como mi trusa se bajaba a la vez que sentí un escalofrío en mi cuerpo cuando su lenguota se introducía en mi conchita.

-Que rica conchita peladita y mojadita.

Yo marjorie de sousa desnuda me retorcía de mucho placer, todo lo que me hacía me volvía loca y mi corazón parecía que iba a explotar, cuando de pronto me vine. Hacia varios meses que no sentía un orgasmo como ese. Frank se levantó, se bajó el short y saco por fin su hermosa pinga colorada y dura que además era de considerables proporciones.

-Métemela ya, métemela toda.

Entonces sentí su caliente cuerpo caer encima mío, mientras yo marjorie de sousa desnuda abría mis piernas lo más que podía para sentir todo su ser dentro de mí. Entonces lo sentí, lentamente su gran miembro iba entrando en mi conchita provocándome mucha excitación y felicidad que hace tiempo no sentía. Me sentía una puta, me sentía una perra en celo, no quería que se terminara nunca y me aferraba a su cuerpo tratando de ayudar a Frank de penetrarme lo más que pueda.

-Que deliciosa conchita, aaaahhh eres una diosa…te quiero reventar la conchita.

Tenía toda su pinga adentro mio, mis piernas se cruzaban como tenazas en su espalda evitando que Frank se alejara, era tanta mi arrechura que no aguante mas y me vine por segunda vez. Entonces me puso su vergota en la cara y la comencé a chupar una y otra vez, creo que era tanta mi desesperación por probar de nuevo el sabor de una pinga que le hice el mejor oral de su vida .

marjorie de sousa desnuda eres una puta…que lengüita más traviesa.

 

Nunca entendí porque es que a los hombres les gusta tanto que se la mamemos, Frank estaba en la gloria hasta que de golpe me la saco de la boca y me la volvió a meter en mi conchita dándome embestidas con violencia y con mucha rapidez. Yo marjorie de sousa desnuda me volví a venir, entonces lo sentí algo rígido mientras depositaba toda su leche dentro de mi cuerpo que se contraía de placer. Cuando termino sentí como su miembro se ponía más débil y se salía de mí cosita hasta quedar totalmente muerto. Descansamos unos minutos y nos fuimos a duchar juntos.

A la mañana siguiente llego mi prima de su viaje de negocios y almorzamos los tres como si nada hubiese pasado. La verdad es que yo marjorie de sousa desnuda pensé que todo había sido una aventura producto de la borrachera pero de pronto llamaron nuevamente a mi prima y nos dice que tiene que salir urgente pero que retornaba en dos horas. Al partir mi prima, Frank me miro con ojos de lujuria y sin decir más se levantó y me cargo, me arranco el vestido de un tirón y en pocos minutos ya tenía su pinga dentro de mí. Lo hicimos en la sala, a plena luz del día sin importarnos nada y aprovechando al máximo esas dos horas de ausencia de mí prima. Desde entonces cada minuto de mi estadía en los estados unidos saque el jugo a Frank y volví a mi esposo en el hombre más cachudo del planeta. En el fondo no me sentía mal, pues era más grande mi necesidad.

La entrada MARJORIE DE SOUSA DESNUDA SE VUELVE INFIEL A LA DISTANCIA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2hnUA0L
via IFTTT

Anuncios

YUVI PALLARES XXX SE LEVANTA A ESPOSO DE SU AMIGA EN SU PROPIA CASA

Etiquetas

,

Era una tarde muy calurosa asi es que decidí ir a bañarme a la punta. Aprovechando que mi hijo acompaño a su padre a un viaje de negocios cogí el bikini más pequeño para que todos en el balneario chalaco admiraran el cuerpo de yuvi pallares xxx la más sensual de todas las mujeres. Y es que después de dar a luz a mi hijo me crecieron los pechos y las caderas tanto que el bikini deja ver mucho más de lo debido y los hombres no desaprovechan la oportunidad lo cual no me molesta, pues como toda mujer me gusta que me admiren pero hasta ciertos límites pues nunca le he sido infiel a mi esposo.

Mientras me bronceaba sobre las piedras de la playa se me acercaban muchos muchachos para hacerme la conversación pero yo los repelía mostrándoles mi aro de matrimonio. Cuando de pronto una voz femenina me llamo: yuvi pallares xxx…eres tú? Entonces al verla la reconocí, era Luchita, una chica con la que estudie la secundaria y si bien nunca fuimos grandes amigas, compartimos mucho en el colegio pues ambas éramos buenas en matemáticas. Tras muchos años de no vernos nos enganchamos en los recuerdos de esa bonita época de nuestras vidas.

—Luchita que gusto verte, estas igualita de delgada.

—Tú también yuvi pallares xxx, tu cabello lacio azabache que siempre envidiaba y tu cuerpo siempre espectacular.

Conversamos sobre el colegio y de nuestras vidas al salir de las aulas: me conto que era abogada muy renombrada, que estaba casada y tenía una hija. Me invito a su departamento que estaba frente a la playa a tomarnos unos tragos para celebrar el reencuentro.

Su departamento estaba en el tercer piso y el calor estaba en su punto más alto. Saco una botella de ron, coca cola, limón y hielo, preparo dos cuba libre y como estaban heladas nos las tomamos al hilo. Estábamos ya en el tercer vaso y seguíamos conversando ahora de nuestros maridos. Ella comenzó diciendo que su esposo es abogado como ella y se llevan de maravillas en todos los aspectos pero sobre todo en el sexual pues es un adicto al sexo, él se había quedado en la playa con sus amigos. Al terminar ese vaso yo yuvi pallares xxx ya me sentía mareada asi es que pensé en retirarme.

Ya me estaba despidiendo cuando de pronto se abre la puerta y entra el esposo de Luchita que estaba con ropa de baño, era alto, un poco grueso y muy velludo. Mi amiga no tardo en presentarme.

—Un gusto conocerte, veo que ustedes están en copas, yo también he estado tomando una cervezas con mis amigos, permítanme acompañarlas. Se sento junto a nosotras y se sirvió un trago uniéndose a la conversación, era un tipo muy alegre, bonachón y siempre cariñoso con Luchita. Nos contó que cuando conoció a su esposa parecía una monja porque era muy tranquila y mirándola le dio una palmada en el culo y la beso.

Luego puso música y bailamos entre los tres, bailaba muy bien todos los ritmos, nos la estábamos pasando muy bien cuando sonó el teléfono y Luchita contesto. Luego de colgar se le notaba algo preocupada.

—Debo salir urgente, yuvi pallares xxx quédate por favor, es un problema con un cliente en el juzgado, lo soluciono en media hora y regreso para seguirla. De paso dejo a mi hija en la casa de su amiga del colegio pues tiene una pijamada.

No me dejo contestarle, se cambió en 10 minutos, alisto rápidamente a su hija, nos hizo una señal con la mano como diciendo que “no me demoro” y salió del departamento. La música seguía y producto de los tragos me daban muchas ganas de bailar, pues a mi esposo no le gustan las fiestas y cuando él está de viaje no salgo sola a reuniones, entonces jale al esposo de Luchita del brazo para seguir con la salsa. Pepe tomo suavemente mi cintura y en ese momento sentí que mi cuerpo se erizaba al sentir sus manos peludas encima de mi piel desnuda. Me tenía cogida de mis caderas y mi corazón comenzaba a latir con más velocidad cada vez que me daba vueltas y sentía el roce de su cuerpo. En una vuelta me sujetó un poco más fuerte y me susurro al oído:

—woww…yuvi pallares xxx tienes un cuerpo de diosa, deberías darle tu secreto a Luchita.

Mientras me decía cosas al oído sentía su cuerpo pegarse más y pude sentir el bulto que crecía en su ropa de baño y que sin ningún descaro lo apretaba contra mí, no quería pero era inevitable sentirme excitada, el cuba libre, la poca actividad sexual y el estar a solas en ese cuarto en ropa de baño hicieron efecto en mí, lo trate de alejar sin mucha convicción, no sabía qué hacer, no sabía que decir:

—Pepe, no, que Luchita va a regresar en cualquier momento.

Entonces me abrazo más fuerte pues sin querer le dije que solo me preocupaba que su esposa nos sorprendiera. Sus brazotes al tocarme me hicieron estremecer, retrocedí y me choque con la pared, lo tenía pegado mí.

—No te preocupes yuvi pallares xxx, cuando Luchita va al juzgado, siempre dice que regresa rápido pero nunca baja de una hora.

Sus manos acariciaban todo mi cuerpo y sus labios me besaban con ardiente pasión, yo “intentaba” evitarlo, movía mi cara de un lado para el otro, pero mi cuerpo no aguanto cuando su mano ingreso por la parte baja de mi bikini y uno de sus dedos peludos se metió en mi conchita moviéndose circularmente.

—mmmffff que rica conchita, que mojadita estas. Te noto muy necesitada yuvi pallares xxx, pero no te preocupes que ahora te pongo al día.

Me cargo como un juguete y me tiro en la alfombra, se bajó la ropa de baño y saco tremendo pene que era además de grande muy gruesa, tuve miedo de que me hiciera daño. Entonces se tiro encima mío y me saco la parte de arriba del bikini, dejando libre mis grandes pechos.

-Que ricas tetas, deliciosas mmmm!!!

Me chupaba una y otra vez, pero cuando comenzó a succionar mis pezones me descontrole totalmente, mi cuerpo se retorcía de placer.

—ooohhh que rico, sigue Pepe no pares…

Fue bajando lentamente y aprovecho para comerme la conchita, sentía su lengua y sus dientes hacer de todo con mi vagina, ya estaba fuera de mí, solo quería más, lo sujete de la cabeza para que no dejara de comerme la concha, sentía como un calor invadía mi ser y me retorcía, era un orgasmo maravilloso, yo yuvi pallares xxx temblaba de pies a cabeza. No termine de recuperarme de esa sensación cuando me di cuenta que Pepe había separado mis piernas y sentí como su enorme miembro ingresaba en mí.

Por suerte mi conchita estaba totalmente lubricada por lo mojada que estaba y pudo soportar las embestidas que me daba Pepe con su tremenda arma. No lo voy a negar que disfrute cada penetrada que me daba. En toda mi vida no había sentido un miembro como ese, mis piernas se habían trenzado a la espalda de Pepe para no dejarlo que se separara, esa pedazo de carne dura seguía entrando y saliendo de mí, pero no podía más y yo yuvi pallares xxx me vine por segunda vez mientras él seguía con el bombeo, era un explotador de mujeres, con razón Luchita decía que era un adicto al sexo y que más daría yo por tenerlo todos los días en mi casa.

Como estaba totalmente borracha todo me daba vueltas y de pronto sentí que Pepe me volteaba y me ponía en posición boca abajo y con el culo para arriba, no entendía hasta que sentí su miembro reventar mi culo.

—Que tal culaso, que rico!!! Esta cerradito, se ve que tu marido no te saca el jugo, relájate yuvi pallares xxx porque te la voy a meter todita.

Nunca me gusto por atrás, pero estaba tan borracha y muy caliente asi es que quería sentir más.

—ay ay ay Pepe, despacito que me duele…

Su enorme pinga erecta entraba poco a poco en mi culito, sentía como el dolor inicial se convirtió en un placer animal al tener dentro de mi ese fierro que se abría paso lentamente. De repente me lo empujo todo y sentí que el dolor me desmayaba.

—aaaaahhhh no no, sácalo por favorrrr…

Sentí una mezcla de orgasmo y dolor antes de caer desmayada. Al despertar él estaba encima de mí besándome todo el cuerpo. Entonces me cargo y me llevo al baño, nos duchamos juntos y en el agua vi sangre, ya sabía de donde salía, no dijimos nada solo nos besamos. Luego me ayudo a cambiarme, me pidió un taxi y me fui a casa. Desde entonces yo yuvi pallares xxx me convertí en la amante de Pepe y cada vez que mi esposo está de viaje yo le hago la visita a mi amiga para pasármela bien con su marido.

La entrada YUVI PALLARES XXX SE LEVANTA A ESPOSO DE SU AMIGA EN SU PROPIA CASA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2zPLy86
via IFTTT

MI VECINA DIANA SANCHEZ DESNUDA ME BUSCA PARA ROMPERLE EL CULO

Etiquetas

,

A mis cortos 20 años siempre sentí atracción por las chicas bajitas pero con buen cuerpo. Desde que estuve en el colegio probé todo tipo de mujeres: altas, flaquitas, gorditas, rubias y morenas pero nunca pude estar con una chata poderosa. Hasta que por esas cosas del destino sin buscarlo ese tipo de hembra llego hasta mí. Y llegó para quedarse un buen tiempo, pues resulta que diana sanchez desnuda se convirtió en mi nueva vecina y por consiguiente en mi nuevo deseo sexual.

Por años frente a mi casa vivían los romero, una familia numerosa y muy bien acomodada. Yo era amigo de uno de los hermanos con el que estudie en el mismo colegio. Luego de la muerte del padre de mi amigo, los hermanos decidieron vender la casa de un momento a otro e irse con su mare a vivir a los estados unidos. Asi fue como llego al barrio esta diosa diana sanchez desnuda quien luego de algunos retoques a la vivienda se mudó y habitó la residencia.

Yo estudio ciencias de la comunicación en una universidad particular de la ciudad y siempre estoy rodeado de las mujeres más bellas, pero no imagine que tendría como vecina a diana sanchez desnuda y que viviría muy cerca de mí provocándome diariamente pues siempre vestía pequeños shorts o mini faldas que hacían relucir sus preciosas piernas. Tenía un novio que la visitaba en la casa, pero eso a mí no me importaba pues sólo soñaba con acariciar ese cuerpito, morder ese culito y bañar de mi leche ese par de pechos redondos y duros.

Mi vecina diana sanchez desnuda a pesar de ser bajita tenía cuerpo de modelo, unas hermosas piernas, un trasero de infarto, su carita era la de una muñeca y sus pies eran perfectos a tal punto que siempre los lucia al ponerse sandalias que combinaban con su minifalda o short. Su novio venía de vez en cuando a verla pero tal parece que no la tenía al día pues ella siempre paraba coqueteando con los vecinos y con ropa muy provocativa. Mi vecina sabía que la deseaba y que la observaba cuando me la cruzaba tanto asi que se agachaba dándome la espalda al verme.

Como buen cazador que soy esperaba el momento preciso para presentarme e invitarla a salir juntos a tomar y bailar con el único fin de luego llevármela a otro lado y hacer realidad todas mis fantasías sexuales. Hasta que un día diana sanchez desnuda que vestía una minifalda oscura muy ceñida a su cuerpo y un polo muy corto que parecía sostén además de sus sandalias negras que combinaban muy bien, salió de su casa a comprar a la tienda. Yo me alistaba para ir a la universidad y la observaba desde mi ventana atento para ver si aprovechaba la situación. Cuando salió de la bodega se dirigió hacia el paradero de buses asi es que fui a su encuentro. Al verme cruzar hacia donde ella bajo camino lentamente pero de manera muy sensual.

En el paradero de buses diana sanchez desnuda subió a la unidad que estaba estacionada y yo la seguí. El vehículo estaba lleno, íbamos de pie sujetados del pasamano en el techo, yo detrás de ella muy apretado tanto que sentí como movía su trasero para excitarme. No pude contener mi erección al sentir su abultado culo provocar mi pene, ella continuaba con el juego y con los saltos que daba el carro al pasar un bache hacia que su trasero golpeara en mis piernas calentándome demasiado.

-Hola vecino, ¿tú sabes que puedo tomar para el dolor de cabeza? – me pregunto.

-Por supuesto, te acompaño a una farmacia confiable – respondí.

-Ya pues – sonrió mordiendo su labio.

Estaba diana sanchez desnuda jugando con su cabello y lanzándome miradas coquetas. De pronto el bus frena de golpe y ella cae contra un asiento golpeándose fuertemente su tobillo a tal punto que no podía asentar el pie.

-¡Que te pasa, aprende a conducir! ayúdame vecino por favor – me dijo muy adolorida.

Nos bajamos del bus pero ella no podía caminar.

-Vamos para una clínica – le propuse.

-No, mejor vamos a una farmacia a comprar unos medicamentos y nos regresamos a mi casa para curarme. En la clínica me saldrá cara la atención y no estoy para ese gasto – me contesto.

Conseguimos unas pastillas para el dolor y crema para su tobillo pues diana sanchez desnuda no podía resistir el dolor. Como la vecina no podía caminar  nos fuimos a un hospedaje cercano para aplicarle la medicación. La lleve cargando a la habitación, la recosté en la cama le saque las sandalias y cogí la pomada que tenía que aplicar en la zona del tobillo adolorido. Entonces ella se levantó la faldita y me pidió que también le pusiera en sus piernas, lo que me dejo pensando pues el dolor era en su tobillo, pero como yo soy obediente pues hice que se sentara y empecé a frotar sus piernas que eran deliciosamente suaves y depiladas. Mi vecina me miraba con picardía haciendo que mi pene se ponga duro rápidamente.

-Quiero que me frotes más, el dolor es más arriba – me dijo tomando mi mano y colocándola muy cerca de su conchita. Mi vecina quería que comenzara a frotar más rápido y se acostó con las piernas abiertas, dejándome una visión maravillosa de su entrepierna lo que me puso muy caliente, más de lo que ya estaba.

Lo primero que note de diana sanchez desnuda fue su calzoncito de color blanco que contrastaba con el color bronceado de su piel. Entonces empezó a deslizar su trusa y se la quitó lentamente, mientras mi pene crecía dentro de mis pantalones a mucha velocidad. Su conchita estaba bien depilada y súper cerrada, entonces no lo pensé dos veces, le abrí totalmente las piernas y la empecé a besar con mucha ternura, ella no se opuso por el contario me metía su lengua, me mordía los labios. Luego empezó a desabrochar mi pantalón y al quitármelos se paró de un salto colocándose de rodillas, tomó mi pene, le dio una lamida y se lo metió en su boquita.

Era una experta con su boca, su lengua jugaba con mi pene y trataba de succionar mi leche. Lo sacudía y masturbaba para hacerlo crecer aún más, luego lo lamia y se lo metía entero en su boca. Aproveche y le quite su polito, le arranque el brasier y vi por fin aquellas tetas redondas y grandes, que estaban buenísimas, cargué a diana sanchez desnuda y la tire en la cama, puse mi pinga entre su pechos y ella lo atrapo fuertemente con esos melones haciéndome un riquísimo ruso. Pero ella quería su oral, asi es que me bajé hasta llegar a sus piernas y empecé a chupar su conchita, estaba saladita y olía muy bien. Estaba disfrutando con lo que le hacía pues me empezó a jalar los pelos desesperadamente. Me puse de pie, me miro a los ojos y mordió sus labios con deseo.

Cogí mi pene, se lo puse sobre su conchita y empecé a metérselo de a pocos. Al sentirlo dentro diana sanchez desnuda se estremeció por completo y le fui dando cada vez más rápido mientras gemía y empezaba a arañarme la espalda. Sus gritos me calentaban y se movía para recibir más.

-Dame duro mi amor, penétrame toda…uhm uhm asi papito…ayyy.

Obediente le daba más y más, mientras ella gemía y gozaba abrazándome fuerte para que no me despegara y me mantuviera penetrándola. Me pegue mucho más a diana sanchez desnuda y le daba por su conchita levantando su pierna, estaba totalmente dentro de ella que no dejaba de gritar de placer. Luego se puso de cucharita, pero no contó de que podía ver su culito cerrado y oscurito asi es que le escupí en su orificio y le metía mi cabeza de a pocos. Ella se dio cuenta de mi intención y como era súper cerrada cuando se la metía daba gritos desgarradores.

-No pares mi amor, rómpeme el culo bebe, quiero que me des por la cola… mmmfff…aaaayyyyy…

Esa tarde le di más y más, a pedido de diana sanchez desnuda, notaba que le encantaba el dolor, entonces aproveche incluso para venirme dentro de su culito. Su trasero estaba destruido pero ella quería aún más y se puso en cuatro patas tanto asi que pude ver mejor ese culazo que estaba todo rojo y abierto pero con ganas de más. Mi vecina quería de todo, pedía que le rompiera el culo y la conchita, entonces la tome de los brazos, la abrace y cargué, una vez cargada le di por el trasero muy duro con cada caída que daba ella sobre mí. Cerca de las 10 de la noche retornamos al barrio luego de una jornada de sexo bastante agotadora, ya no tenía dolor en su tobillo pero si en el culo pues incluso ingreso cojeando a su casa. Desde entonces siempre me busca para reventarle el trasero.

La entrada MI VECINA DIANA SANCHEZ DESNUDA ME BUSCA PARA ROMPERLE EL CULO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2zA26jo
via IFTTT

MI PRIMA MELANIA URBINA PORNO ME REGALA SU VIRGINIDAD

Etiquetas

,

Esa tarde chateaba en mi computadora cuando escucho el llamado de mi madre. Fui rápidamente a la sala y allí estaba ella: melania urbina porno con un vestido que apenas le cubría por encima de las rodillas dejándome ver sus bien formadas piernas.

-Hijo te presento a tu prima.

-Hola, no sabía que tenía una primita tan hermosa.

-Gracias, que lindo.

-Hijo tu prima tiene una fiesta con sus amigos de la universidad, la llevas y luego la recoges, allá estará su enamorado.

-No te preocupes viejita yo la llevo.

-Hijito esta noche me quedo a dormir donde tu hermana, entonces tu prima dormirá en mi cuarto. No la recojas muy tarde. Chau hijita que te diviertas.

Mi prima melania urbina porno me sonrió y se sentó en el sillón esperándome a que esté listo. Me fui a traer las llaves del carro a mi cuarto asombrado de su belleza: tenía un par de piernas de infarto, unos pechos redondos que parecían iban a explotar, no pude aguantarme y me fui al baño a masturbarme, estuve 20 minutos alucinando con mi prima hasta que tocaron la puerta del baño.

-Primo ¿ya sales? es que mi novio apago el celular pensando que no iré.

Salí sin terminar y subimos al auto. Mi prima melania urbina porno se sentó a mi lado y de reojo miraba sus ricas piernas con ganas de abrírselas para descubrir su tesorito. Después de una hora llegamos al lugar, se despidió y bajo del vehículo. Espere que ingresara al local y avance dos cuadras para poder dar la vuelta en U. Cuando retornaba por la otra vía observe a mi prima corriendo asustada perseguida por un hombre.

Al verme me pidió ayuda con desesperación. Me baje del auto con una llave inglesa que encontré y cuando aquel hombre la arrastraba del brazo corrí hacia él y le di un certero golpe en la cabeza. Mi prima melania urbina porno se reincorporo y me abrazo rompiendo en llanto. La subi al auto y nos fuimos a casa. Al llegar la subí en mis brazos y la lleve a mi habitación, la recosté en mi cama y la examine.

-¿Estás bien? ¿Te duele algo?

-Estoy bien primo, gracias. Me salvaste la vida me dijo abrazándome fuertemente.

-¿Quién era ese tipo? ¿Por qué9 te perseguía?

-Ese animal era mi novio, lo encontré en el baño de mujeres teniendo sexo con una perra, se suponía que esta noche seria nuestra primera vez juntos, pero me estuvo engañando todo este tiempo. Cuando le dije que todo se termino entre nosotros salió como loco a corretearme. Me pareció poco caballero el proceder del sujeto, pero me pareció aun más inexplicable que mi hermosa prima melania urbina porno fuera virgen, me había excitado escuchar sus últimas palabras.

-Tal parece que es una utopía encontrar hombres vírgenes y fieles en estos tiempos me decía abrazándome fuertemente.

-Yo soy virgen prima – susurré.

-Pero tú eres menor que yo, además eres mi primo.

Nos quedamos mirando fijamente y de pronto se me acerco lentamente, juntamos nuestros labios y al sentir sus labios carnosos rozar con los míos, no pude aguantar la calentura que se me paro el miembro rápidamente generando un bulto en mi pantalón. Mi prima melania urbina porno se dio cuento de mis nervios.

-Tu si que eres virgen. Creo que no tendré otra oportunidad igual, si lo voy a hacer con alguien que sea puro igual que yo – dijo empujándome hacia la cama y montándose sobre mí. Me comenzó a besar con pasión introduciendo su lengua dentro de mi boca de manera peligrosa, la abracé fuertemente y ahora me coloqué encima. Mi prima melania urbina porno me atrapo con sus piernas, mantenía mi miembro sobre su conchita que estaba cubierta por su trusita, me mordía los labios y se devoraba mi cuello, sentí sus deliciosos senos contra mi pecho y los fui apretando lentamente hasta dejarla totalmente excitada, me abrazaba y me chupaba el cuello con desesperación.

Me puse de pie y me quite la ropa a la velocidad de la luz, mi prima hizo lo mismo y al ver mi miembro totalmente erguido lo cogió con sus manos y comenzó a masajearlos con violencia. Cuando estuvo totalmente duro melania urbina porno abrió su boca, puso su lengüita sobre mi glande y lo besaba tiernamente. Luego se lo trago completamente dándome chupadas que me provocaban algo de dolor por sus dientes. Poco a poco lo fue haciendo mejor y cada vez se lo introducía más adentro hasta la garganta.

Luego de un buen rato de sexo oral levante a melania urbina porno y la recosté al borde de la cama con la piernas abiertas, metí mis manos por su culo y comencé a amasarlo con mucha fuerza. Ese tremendo culo se movía al ritmo de mis manos y ella disfrutaba al sentir como la trataba. Al mismo tiempo me calentaba ver su rayita que tenía como vagina, esa conchita estaba totalmente peladita y muy húmeda como esperando ansiosa que mi endurecido miembro la penetre de una vez.

Entonces me puse de pie, melania urbina porno ya sabía lo que venía pues se abrió de piernas, me miró con lujuria mientras tomaba mi pene y lo apoyé sobre su conchita. Ella se movía como para alejarse de lo que era inevitable: cogí el tronco de mi pinga y poco a poco comencé a metérsela.

-Despacito mi amor que me duele.

Mi prima tenía la conchita estrecha asi que tuve que moverme un poco más y metérsela de golpe, asi es que tuve que prepararla y cuando estuvo lista se la metí de una vez pero solo entró hasta la mitad.

-Aaaayyyy…Me duele…sacamelaaaa que me quema…aaauuu…

Se alejó un poco para que no se lo siguiera metiendo y al ver mi pene que estaba manchado de su sangre me calenté mucho más.

-Cálmate primita no pasa nada, ya está adentro, sólo déjate llevar. Entonces le acaricie sus enormes tetas para que vaya cogiendo confianza y se vaya calentando un poco. De pronto melania urbina porno se comenzó a retorcer al masajear sus tetas, se dejaba llevar y comenzó a disfrutar el momento.

-Ya duele menos…mmmmffff…Primo tienes un pene grande y gordo.

Con la confianza recuperada tuve que volver a empezar, pero esta vez me ayudaría de un lubricante para que no sufriera mucho mi primita. Comence a besarla nuevamente con mucha intensidad. Mi lengua jugaba con su paladar y su lengua entremezclando su saliva con la mia. Ese beso fue tan arrecho que rápidamente mi prima melania urbina porno se excito. Lo note en su manera de abrazarme y besarme.

Debo reconocer que yo tambien me calente demasiado tanto asi que mi pene alcanzo una rápida erección. Ahora solo era cosa de ponerlo completamente duro y firme. Asi es que puse a mi prima de rodillas y le incruste mi miembro en su boca y ella comenzó a hacer su trabajo. Que placer sentí al momento de que sus labios y dientes de mi putona prima comenzaba a masajear con mucha experiencia mi enorme pinga. Cuando sentí que mi pene estaba duro como un roble entonces cogi a melania urbina porno de la cabeza, la separe y la puse sobre la cama en cuatro patas.

Cogi un poco del lubricante que tenía y lo eche en la cabeza y tronco de mi hinchado pene. Totalmente lubricado volví al ataque. Puse mi cabeza en la entrada de la roja conchita de mi prima y comencé a bombear. Mi prima melania urbina porno temblaba del dolor y combinaba exclamaciones de quejido y gemidos a la vez. Con el pasar de los minutos los quejidos desaparecieron y los gemidos se multiplicaron. Mi prima se retorcía de placer, se jalaba los pelos y se movía como una loca al sentir como mi miembro la destrozaba por atrás.

Era momento de darle en las poses que se me ocurrieran asi es que la puse piernas al hombro un momento, luego le di de costado en la pose de la cucharita y fue la pose que más satisfacción nos dio a mí y a melania urbina porno pues fue allí donde ella más gritos dio y más orgasmos tuvo. Finalmente la deje que galopara sobre mí: la excitación la hacía moverse de tal forma que disfrute muchísimo esa última situación sexual. Fue luego de varios minutos que ambos nos vinimos y quedamos totalmente exhaustos con ese encuentro sexual.

Luego de ese primer encuentro mi prima me dejo su número y de vez en cuando la llamo para que venga a la casa y pasarla rico en mi cuarto. Obviamente la cito cuando mi madre se queda en casa de mi hermana y es que desde aquella vez tanto mi prima melania urbina porno como yo quedamos enganchados uno del otro por haber disfrutado al máximo nuestra primera vez.  A pesar de ello no es la única mujer en mi vida pues todo el conocimiento que adquirimos en el sexo lo comparto con otras primerizas.

La entrada MI PRIMA MELANIA URBINA PORNO ME REGALA SU VIRGINIDAD aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2hU00RN
via IFTTT

DESPECHADA KARLA TARAZONA DESNUDA LE SACA LA VUELTA A SU NOVIO POLICIA

Etiquetas

,

Hace unos años atrás mientras trabajaba por la mañana, me llego una notificación del whatsapp de karla tarazona desnuda una amiga del instituto que siempre me gusto. Era la más hermosa de todas las chicas del salón: alta de cuerpo bien formado, pechos firmes y redondos, piernas largas y cuidadosamente ejercitadas, además que conmigo ella siempre conversaba cuando había tiempo libre.

Recuerdo que me escribió ese sábado como a las diez de la mañana y quedamos en vernos ese mismo día. Esa noche conversamos mucho, karla tarazona desnuda me conto que estaba con un policía pero que su relación no andaba bien. Desde entonces siempre me llamaba para contarme sus problemas y como buen amigo yo la escuchaba y consolaba. Estuvimos saliendo como amigos un buen tiempo hasta que un sábado me dijo para salir a bailar a cualquier lugar pues estaba molesta con su novio y quería tomar hasta morir.

Yo no había pensado en salir esa noche asi es que le dije que no tenía dinero para salir pero como karla tarazona desnuda estaba empilada me animo diciéndome que ella corría con los gastos. Nos encontramos como a las nueve de la noche y fuimos primero a un karaoke para conversar un poco. La bulla del lugar no nos permitía escucharnos así es que nos hablábamos al oído muy pegados uno del otro. Asi entre giro y giro rosamos nuestros labios de casualidad, nos miramos un momento pero no pasó nada pues fue sin querer. Pero nuevamente paso, aunque esta vez note que ella lo hizo con intensión y cuando nos miramos fijamente a los ojos ella dio el primer paso al acercarse a mis labios y entonces nos besamos apasionadamente sin parar.

Fue lo más rico que paso hasta ese momento, yo no me lo creía pues karla tarazona desnuda es una diosa inalcanzable para cualquier mortal: hermosa, de labios carnosos y de un cuerpo escultural. Luego de eso continuamos conversando de todo un poco algo más animados y besándonos por ratos hasta que decidimos irnos a otro lado a seguirla. Cuando estábamos bajando las escaleras me tomo de la mano y me jalo hasta ella y me beso intensamente como nunca antes lo habían hecho. Al salir del local me dice para ir a tomar unas cervezas y entonces entramos a un bar que estaba al frente, pedimos dos para empezar y luego de 6 botellas estaba totalmente picada y me vuelve a besar con esa pasión y arrechura que me calentaban cada vez más.

Aproveche que en esa cantina no habían muchos parroquianos bebiendo asi es que en el largo beso calentón que me metió karla tarazona desnuda yo comencé con el manoseo respectivo. Mis manos comenzaron a explorar su maravillosa anatomía y recorrían cada milímetro de su delicioso cuerpo. Mientras la acariciaba sentía como iba cambiando su respiración, era cada vez más fuerte y de rato en rato la acompañaba con algún gemido. Era el momento de calcular que tan excitada estaba la muchacha así es que metí mi mano entre su falda y le frote la conchita que pude notar se encontraba húmeda y muy caliente. Entonces le susurre al oído que era el momento de ir a otra parte, ella se levantó y me jalo a la puerta de salida.

A pocas cuadras de la cantina había un hostal más o menos decente y hacia allá nos dirigimos, mientras caminábamos karla tarazona desnuda me besaba y yo seguía manoseándola. Cuando llegamos a la puerta del hostal se puso algo pensativa y se detuvo de golpe como arrepentida de lo que estaba a punto de hacer. Entonces me dijo que mejor era que la llevara a su casa. A pesar de que estaba súper arrecho y con ganas de levantármela decidí hacerle caso, cuando de pronto apareció de la oscuridad un pastrulo con un cuchillo enorme en su mano que se dirigía hacia nosotros. Rápidamente la cogí del brazo y nos metimos al hostal para ponernos a salvo. Ella se llevó un buen susto que hasta la borrachera se le paso. Entonces me dice mejor entremos y esperemos que amanezca.

Pedimos un cuarto y al entrar karla tarazona desnuda seguía con cara de remordimiento. Entonces le puse las cosas claritas: “mira si estamos aquí es porque afuera no es seguro, ya es tarde y creo que la mejor opción es esperar que se aclare para dejarte en tu casa. Además podemos aprovechar en descansar un poco, yo no pienso hacer nada que tu no quieras así es que quita ya esa cara”. Ella me quedo mirando con ternura y me regalo otro beso de esos que me ponían muy pero muy excitado. Luego se quitó los zapatos, su vestido y se echó en la cama. Yo hice lo propio y me acosté a su lado.

Estuvimos por varios minutos boca arriba los dos mirando el techo en silencio, de pronto karla tarazona desnuda me coge de la mano y me da un beso tierno muy corto y me dice “gracias por ser un caballero, por escucharme y respetarme”. Yo solo le sonreí y por dentro la deseaba con todas mis fuerzas. No me había dado cuenta pero mi pene estaba totalmente erecto y se notaba a pesar de mi bóxer, lo que me tranquilizaba es que ella se había volteado dándome la espalda y dejándome apreciar su hermoso culo que estaba allí servidito para mí pero al que debía solo mirar mas no tocar para que mi amiga no pensara mal de mí. De pronto me quede dormido de tanto malograrme la cabeza con pensamientos nada saludables.

Obviamente tuve un sueño relacionado con mi situación, soñaba que me comía ese delicioso trasero y que además hacia delirar de placer a karla tarazona desnuda quien a su vez me regalaba una noche de sexo fantástica. Todo estaba de lo mejor con mi sueño cuando de pronto desperté debido a unas sensaciones de placer muy reales y unos gemidos que me alertaron un poco. Cuando abrí mis ojos no podía creer lo que estaba ocurriendo: mi sueño se volvió realidad, mi amiga aprovechando mi erección me estaba haciendo una mamada maravillosa que me ponían mas duro y caliente de lo que ya estaba.

Aproveche en quitarle el brasier y chuparle sus hermosos pechos mientras que karla tarazona desnuda seguía entretenida con mi miembro. Sus tetas eran grandes como dos melones además de muy redondos y duros, mi lengua humedecieron toda su circunferencia y además mordisqueaba de rato en rato sus negros e hinchados pezones. Cuando ella termino de hacerme el sexo oral entonces era momento de devolverle el favor, la tire en la cama boca arriba y le quite su trusa, la abrí totalmente de piernas y empecé a besar y succionar esa conchita deliciosa que además olía muy bien. Ella se retorcía de placer ante cada caricia y beso que le proporcionaba que rápidamente llego a su primer orgasmo humedeciendo totalmente su parte intima cosa que me arrecho tanto que antes de penetrarla decidí limpiar con mi lengua toda su humedad para deleite de mi compañera.

Cuando ya estaba totalmente lista para recibir la estocada final, llene de saliva mi pene que estaba además de duro muy hinchado por la excitación, entonces coloque la cabeza de mi miembro en la entrada de la conchita de karla tarazona desnuda y a su pedido de hacerlo despacio, lentamente fui ingresándolo sintiendo como poco a poco se iba mojando toda mi pinga y dándome cuenta también lo caliente que tenía su vagina esa diosa. Ella ni bien sintió como la penetraba fue dando gemidos muy fuertes y excitantes. Cada movimiento que hacia me provocaba mayor lujuria, cada gemido me animaba a seguir regalándole placer y cuando me decía “sigue así papito, no te detengas, soy tuya, soy solo para ti” entonces allí fue que desate mi furia y comencé con el bombeo violento y rápido que en un principio ella no supo cómo controlar pero que luego fue de su total agrado.

Esa noche lo hicimos como dos adolescentes en su primera vez, fueron como cuatro polvos que nos metimos hasta que dieron las nueve de la mañana y una llamada de su novio nos despertó. Entonces karla tarazona desnuda desesperada se comenzó a vestir pues temía que el loco de su pareja la comenzara a buscar y se ganaría un problema. Después de esa noche no volvimos a conversar ni a salir, esa noche ella y yo nos regalamos una velada de sexo que nos la teníamos pendiente desde el instituto pero que probablemente no se vuelva a repetir. Yo por mi parte solo estoy esperando que me vuelva a llamar y estaré listo para cuando me necesite. Mientras tanto vivo mi vida de soltero de la mejor manera y recordando con mucha nostalgia esa noche maravillosa que pasamos juntos.

La entrada DESPECHADA KARLA TARAZONA DESNUDA LE SACA LA VUELTA A SU NOVIO POLICIA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2ybiuU6
via IFTTT

ME ENAMORE DE KUKULI MORANTE XXX KINESIOLOGA DE CINE PORNO

Etiquetas

,

Allá por el año 99 hacia mi ingreso a las aulas universitarias. Mi facultad se encontraba en pleno centro de la ciudad rodeada de prostitución y delincuencia. Para muchos de los estudiantes era un suplicio ir a estudiar por el temor a ser asaltados o simplemente seducidos por las malas mujeres. En cambio a mi algo me atraía de ese lugar: era mágico, era especial…era el lugar de trabajo de kukuli morante xxx.

Toda mi formación escolar la realice en uno de los colegios religiosos más prestigiosos del país. Allí convivíamos hombres que con el pasar de los años iban cambiando los juegos de niños por las salidas con chicas de nuestra edad de otros colegios y así descubrir el fascinante mundo del sexo. Para muchos nuestra primera vez fue en entre el cuarto y quinto año de la secundaria con alguna primeriza al igual que nosotros. Por ese entonces no imagine que más adelante conocería a kukuli morante xxx quien me enseñaría todo sobre el arte de amar.

 

Luego de terminar la secundaria muchos de mis compañeros hicieron ese verano un ciclo intensivo de preparación pre universitaria en las diversas academias de la ciudad con la finalidad de alcanzar una vacante en las principales universidades privadas. Yo en cambio me prepare por mi cuenta y tente una opción de estudiar en las universidades estatales en donde la competencia por una plaza es muy peleada. No imagine que estaba muy cerca de disfrutar de la belleza y sensualidad de kukuli morante xxx la más caliente de las kinesiólogas del centro histórico de la ciudad.

Tras un primer intento fallido de ingreso a la universidad decana de América decidí intentarlo nuevamente pero esta vez mediante el sistema de ingreso directo por la pre de la misma casa de estudios. El centro pre universitario estaba ubicado en el corazón de la ciudad y desde ese entonces me agrado el lugar. Estaba en un lugar con acceso a todo: galerías comerciales, bares, billares, restaurantes, hostales, entre otros. Por otro lado también era parte de nuestra convivencia el lidiar con muchos ladrones, pirañas y putas de la zona. Aun no era momento de conocer a kukuli morante xxx pero no estaba muy lejos de ello.

Esos seis meses de estudio arduo en la academia me permitió conocer a una chica con la que estuve durante todo ese ciclo estudiantil y parte del primer semestre de la universidad. Era bella y de buenos sentimientos, pero lamentablemente apareció kukuli morante xxx una verdadera diosa de las kinesiólogas del centro de la ciudad de quien me enamore sin medida y perdí literalmente la cabeza: deje a mi novia, descuide un poco los estudios y gaste mucho dinero en tener sexo con ella.

Ese primer año de la carrera fue espectacular: la fiesta de cachimbos, los campeonatos inter escuelas e inter facultades, los romances entre los chicos de la promoción, los trabajos grupales, los grupos de estudios, entre otras delicias de esa convivencia universitaria. El primer ciclo lo pase con altas calificaciones y para el segundo ciclo no fue la excepción. Luego vinieron las vacaciones de verano y con los muchachos nos frecuentábamos para ir de fiesta en la playa aprovechando la temporada con mucho sol. Cuando regresamos a las clases en abril de ese año fue que conocí a kukuli morante xxx y entonces todo cambio.

Empezamos a llevar el curso de fotografía I y II que fue muy divertido y didáctico para nosotros. Dentro de las actividades que teníamos que realizar estaba el revelar nuestras propias fotografías en el cuarto oscuro del taller de fotografía de nuestra escuela. Es por esa razón que íbamos a una casa fotográfica muy cerca de la universidad en donde comprábamos los insumos para nuestras prácticas. Esa tarde fui con mi novia a comprar los ácidos y el papel fotográfico al lugar en mención cuando de pronto la vi pasar: era kukuli morante xxx radiante por donde se le mire, estaba con un vestido corto muy ceñido a su fenomenal cuerpo que me permitió apreciar sus contorneadas piernas y su abultado culo. Con su carita de traviesa me sonrió mientras pasaba. Como estaba acompañado de mi novia no pude salir a seguirla así es que ese fue nuestro primer contacto.

En las semanas siguientes con los muchachos de la universidad acordamos ir a visitar un cine porno que estaba en la misma calle donde íbamos a comprar los accesorios del curso de fotografía. Casi como a media cuadra del lugar había un cine antiguo en donde pasaban películas para adultos a un precio módico. Entonces decidimos ir a ver un poco de sexo a muy bajo costo. Al entrar nos dimos con la sorpresa que por todo el cine habían parejas teniendo relaciones. Si no estaban en pleno coito estaban en besos o en sexo oral. Entonces decidimos separarnos para no llamar mucho la atención y de paso ganarnos con las parejitas. Yo me coloque casi en la última fila del cine y desde allí pude divisar todo el panorama. A mi lado había un tipo que estaba gozando realmente con una muchacha de buen cuerpo y que estaba de rodillas haciéndole un maravilloso mameluco que lo tenía muy aturdido al hombre. Después de unos minutos de manipular muy bien su boca y hacer llegar al clímax a su pareja la muchacha se levantó y al mirarme me regalo una coqueta sonrisa. No lo podía creer era kukuli morante xxx quien después de semejante demostración de sus habilidades cobro un dinero del parroquiano y se fue por las butacas del cine hasta desaparecer en la oscuridad.

Estaba totalmente confundido pues de pronto vi que las ocasionales parejas al terminar sus respectivas faenas también se levantaban y se retiraban separadamente. Es decir era evidente que las chicas estaban allí prestando el servicio de putas a los visitantes del lugar. Entonces comencé a buscar a kukuli morante xxx por todo el lugar pero fue inútil ya que con la oscuridad del cine y la cantidad de personas en posturas algo acrobáticas me fue difícil identificarla entre las kinesiólogas. Totalmente resignado a no cruzarme con ella me dispuse a irme de allí. Casi al cruzar la puerta de la sala cinematográfica ella entraba nuevamente derrochando sensualidad. Estaba del brazo de otro muchacho con quien se dirigió a una de las butacas ubicada en la parte trasera del local, casi en la misma ubicación de donde la vi inicialmente.

Espere pacientemente que terminara con su cliente y cuando cobro sus honorarios por el servicio prestado me le acerque. La cogí del brazo delicadamente y ella se sorprendió con mi presencia. Me sonrió familiarmente me dio un beso en la mejilla y me susurro al oído: “hola mi amor, vamos a hacer cositas en alguna butaca?”. Entonces le dije que me gustaría mucho pero no allí sino en otro lugar más privado. Como prácticamente esa era mi zona desde que estaba en la academia pues la lleve a uno de los hostales más decentes del centro. Allí mientras caminábamos se presentó: “soy kukuli morante xxx y mi tarifa es por vez pero a ti te voy a dar media hora porque veo que sabes tratar a una mujer”.

Al llegar al hostal se dio un duchazo y yo aproveche para entrar con ella. Nos besamos apasionadamente y disfrute tremendamente enjabonarle todo el cuerpo. Luego de salir de la ducha nos fuimos para la cama en donde bese cada parte de su cuerpo. Su cuello largo y provocativo, luego sus pechos redondos y carnosos, continué con su vientre plano y formado para detenerme por un buen rato en su conchita que ya estaba algo húmeda. Mientras le hacia una deliciosa sopa kukuli morante xxx se retorcía de placer, me pedía en silencio que no me detuviera, que la siga haciendo sentir mujer. Luego de hacerla llegar al orgasmo decidí que era momento de que sienta toda mi virilidad.

Antes de penetrarla ella me dio la mejor mamada de mi vida, con mucha técnica me beso y chupo desde la cabeza hasta mis pelotas y me hizo poner muy caliente, más de lo que ya estaba en ese momento. Entonces con mi pene totalemente erecto y duro la abri de piernas y le empece a bombear con toda mi fuerza. Empezo entonces un concierto de gemidos y gritos por parte de kukuli morante xxx que me encendieron totalmente. Sus gritos venían acompañados de besos, mordidas y arañones. Luego de un buen momento bombeándola a mi gusto nos venimos ambos quedando rendidos de tanto desgaste.

A pesar de que me dijo que me daría media hora de sexo esa vez nos quedamos como tres horas tirando. Lo hicimos tres veces y luego quedamos en encontrarnos siempre en el mismo cine pero hacerlo únicamente en ese hostal. Toda mi permanencia en la universidad fue placentera pues tuve la dicha de tener a kukuli morante xxx siempre dispuesta a satisfacer mis apetitos sexuales. Luego que termine la carrera no la volví a ver. Cuando regrese a visitarla un par de años después al cine, lo había  clausurado la municipalidad y no supe más de ella. Hasta hoy cada vez que veo un cine porno por la ciudad me detengo a ver si ella está adentro trabajando.

La entrada ME ENAMORE DE KUKULI MORANTE XXX KINESIOLOGA DE CINE PORNO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2z99JuV
via IFTTT

941017697 – SOY DIANDRA Y CUMPLIRE TODOS TUS DESEOS ERÓTICOS. SOLO SALIDAS DE 11AM A 9PM

Etiquetas

,

Diandra una bella SCORT de esbelta figura, mis medidas son 89/60/89, peso 50k, y mido ciento sesenta y cinco, tengo treinta años, modelo en ocasiones y soy atleta, muy reservada y llevo una vida sana y sosegada. Mi horario de 11am a 9pm…
Brindo compañía a caballeros de buen gusto educados y de solvencia economica, mi servicio incluye viajes, mi servicio también consta de sexo sin apuros, oral, vaginal, besos apasionados, cambio de papeles, poses y trato de novia con mucha pasión.NO ANAL. Mi trato es A1.

La entrada 941017697 – SOY DIANDRA Y CUMPLIRE TODOS TUS DESEOS ERÓTICOS. SOLO SALIDAS DE 11AM A 9PM aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2yZkdiY
via IFTTT

A MI PROFESORA TATIANA ASTENGO XXX ME LA COMÍ EN SU CASA

Etiquetas

,

Hace unos meses me fui a vivir solo a un departamento que alquilé. En medio de la mudanza encontré una caja en donde tenía guardado muchos recuerdos de mi época colegial. Entre fotos, objetos con algún significado y cartas de novias, pude hallar un lápiz labial de mi profesora de quinto año tatiana astengo xxx con quien mantuve una muy bonita relación de maestra – alumno y un poco más.

Quien no ha tenido experiencias en su vida es porque no las ha buscado. Desde muy joven siempre sentí atracción por las mujeres, en principio por las de mi edad, pero luego cuando conocí a la profesora tatiana astengo xxx cogí un gusto casi obsesivo por las mayorcitas. Ese año la profesora nos enseñó matemáticas y mucho más: nos regalaba cada vez que se colocaba frente a nosotros su sensualidad y su belleza.

No me considero un modelo de revistas pero suelo tener suerte con las chicas, al menos las de mi edad. En el colegio me conocían como “Tony”, soy trigueño, de contextura normal, alto de 1.80 metros y con 17 años encima. Ese quinto año iniciaba de maravillas, pues en uno de los cursos más pesados no tuvieron mejor idea que poner como profesora a tatiana astengo xxx una mujer bellísima, con un culo espectacular y unos pechos redondos, ricos y proporcionales a su bien formado cuerpo.

Desde que inició el año académico no dejaba de observar a mi profesora con ojos libidinosos, como desnudándola con mi mirada. Y sentía que ella sabía que me tenía como loco pero no le prestaba mucha importancia, por el contrario tatiana astengo xxx siempre vestía muy apretada y coqueta con una sonrisa que me dejaba alucinar con esos labios gruesos y grandes. Yo siempre fui respetuoso con ella y conversábamos mucho, incluso me llego a tener tanta confianza que me llamaba por mi apelativo como mis demás amigos: “Tony”.

Una mañana en pleno recreo mis amigos me fastidiaban diciendo que yo era el consentido de la profesora tatiana astengo xxx y que por eso andaba enamorado de ella. Como era de esperar negué todo y entonces me retaron a tocarle el trasero a la profesora y no pude negarme. Cuando estábamos listos ya para terminar nuestras clases, todos estaban expectantes a que cumpla con el reto, entonces cuando la profesora estuvo a punto de salir del salón corrí hacia ella y le di un palmazo en ese hermoso culo que tiene. Ella se volteo sorprendida y al verme me dijo que la acompañara a su oficina.

Mientras caminaba hacia su oficina estuve muy nervioso, avergonzado. Cuando llegamos ella cerró la puerta y mirándome fijamente me dijo: ¿qué te pasó en el salón Tony?
Su mirada era una mezcla de decepción y fastidio. Entonces le pedí disculpas y me excuse diciendo que el palmazo no era para ella sino para una compañera para cumplir con una apuesta con mis amigos.
Obviamente tatiana astengo xxx no me creyó y me dijo que tendría que llevarme a la dirección. “Lo se profesora lléveme con la directora”.
Sin embargo no lo hizo y me dejo ir.

El fin de semana siguiente ayude a mi padre con un trabajo y me dio como propina 100 soles. Entonces decidí invitar a tatiana astengo xxx a comer a manera de disculpa por lo ocurrido. Cuando se lo propuse ella acepto. Fue un viernes por la noche que nos encontramos en el centro comercial y le invite un café con un postre en una cafetería. Allí pudimos conversar largo y tendido. Me conto que sabía de la apuesta pues escucho a mis amigos en el recreo, pero decidió dejarme ir porque me vio muy arrepentido, además que me tiene un cariño especial. Eso me confundió un poco y toda la noche me dejo pensando en que podía significar.

Cuando finalizo el año nos prepararon la clásica fiesta de promoción en donde estuvimos además de los alumnos los profesores del colegio. Y ahí estaba tatiana astengo xxx más hermosa que nunca, con un vestido que dibujaba perfectamente su bien formado cuerpo. Toda la fiesta me la pase observándola y note que no bailo ni una pieza. Entonces en una de esas me anime a sacarla y ella sonrió levemente.

-¿Todo bien profesora, porqué está así?
-Bueno es que me siento algo sola, deseaba que viniera mi novio pero no quiso.
-No se ponga triste yo también estoy solo.
Entonces nos miramos fijamente y me acerque a sus labios, pero ella me detuvo.
-¿Qué haces Tony?
-Disculpe profesora, estoy algo mareado.
-Dime la verdad, ¿estás enamorado de mí?
La pregunta fue directa y no sabía que responderle, tome aire y me llene de valor.
-Si profesora, usted me atrae demasiado.
-Lo siento Tony, tengo 29 y tú 17 lo nuestro es imposible.
-Lo se profesora, discúlpeme.
Ella se me acerco y me dio un tierno beso en los labios y me dijo al oído:
-Esto es porque eres un buen muchacho. Se levantó y se fue.
Meses después en pleno verano estaba esperando a mi novia en el centro comercial cuando me cruce con mi hermosa profesora tatiana astengo xxx con quien me salude afectivamente. Luego de una pequeña platica me invito a su casa a tomarnos un café y seguir conversando. Luego de llamar a mi novia y despacharla mi profesora me conto que andaba mal con su novio, que al parecer algo se había enfriado entre ellos así es que tenía ganas de salir, de conversar, de bailar para no sentirse deprimida.

Al llegar a su casa me dijo que se le antojo ver una película tomando vino. Yo acepte gustoso, todo con tal de pasar el tiempo con tatiana astengo xxx. Eligio la película “Titanic” y cuando llego la parte en donde Jack dibuja a Rose me puse muy caliente y pude notar que ella también. A los pocos minutos ya tenía mi pinga súper dura así es que fui al baño para acomodarme la pieza. Allí dentro encontré la ropa interior de la maestra que recién había usado y mantenía su olor. Eso me termino de arrechar y salí con ganas de tirármela.

Me senté muy pegado a ella y pude sentir su cuerpo rozar con el mío.
-Todo bien Tony?
-Pues en verdad aun no me olvido lo de la otra noche.
-Qué cosa? Lo del beso?
-Pues sí, que más. Desde esa noche no hago otra cosa que pensar en lo que dije.
-Dijiste que estabas enamorado pero ya aclaramos que no podía ser.

-Pues si lo sé. Pero es que ese beso me agrado demasiado.
-Y seguramente quieres otro verdad?
-Pues yo decía…
-Está bien, pero solo uno.

Comenzamos a besarnos pero no quería parar y continúe rozando los labios de tatiana astengo xxx con mucha pasión.
-Tony ya!!
-Para de una vez.
Me separé de golpe y me disculpe:
-Perdón profesora me dejé llevar.
No dijo nada, se acercó y me siguió besando.
Entonces empecé a acariciarle las piernas pero me sacaba la mano y me decía susurrando al oído que no lo hiciera.

Mis manos exploraron entonces entre sus piernas que estaban ardiendo. Ella no me detenía, por el contrario se retorcía de gusto. Luego le apreté sus deliciosos pechos y le desabotone la camisa hasta dejarla solo en brasier. Entonces ella me dijo que vayamos a su habitación.

Al llegar al cuarto de tatiana astengo xxx vi algunas fotos de su novio pero no le di mayor importancia.
Apagó la luz y se metio en la cama, eran cerca de las 8 de la noche y me pidió que la ayudara con su ropa interior.
Rapidamente me metí a la cama con ella y le quite el brasier y su hilo dental prosiguiendo con un oral. La conchita de la profesora era deliciosa y peladita totalmente, sin duda la mejor que había probado, lástima que no podía ver pues estaba muy oscuro.

Cuando la sentí muy mojada entonces me puse encima de ella, acomode mi pene erecto en la entrada de su conchita y se la metí con fuerza. Ella me abrazo fuertemente y me continúo besando mientras yo la bombeaba.

Luego de unos minutos tatiana astengo xxx me pidió cambiar de posición.

-Ahora siéntate al borde de la cama.
Ella se trepo encima de mí y empezó a moverse como una licuadora mientras le tocaba sus nalgas y sus senos. Luego lo hicimos de perrito y terminamos en el misionero. Al final quede como tres minutos con mi pinga dentro de su conchita que aun palpitaba. Cuando se la saque me dijo:
-Sí que eres bueno Tony.
Este será nuestro secreto, nadie debe saberlo si deseas que se vuelva a repetir.

Luego de cambiarnos me llevo a la puerta y tatiana astengo xxx me regalo un enorme beso con lengua que duro unos cuantos minutos. Desde ese día no la he vuelto a ver, cuando regrese a su casa me dijeron que se había mudado y en el colegio dejo de enseñar.

La entrada A MI PROFESORA TATIANA ASTENGO XXX ME LA COMÍ EN SU CASA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2ljlWKq
via IFTTT

CUARENTÓN HACE VIBRAR A JULIETA RODRIGUEZ DESNUDA

Etiquetas

,

Esa mañana llegaron a la casa dos albañiles para hacer unas remodelaciones. Uno bastante mayor casi de la edad de mi padre como unos cuarenta años y el otro mucho más joven de unos veinte que aparentemente era su hijo o familiar muy cercano pues se hablaban con mucha confianza. Al entrar en nuestra sala sentí como el señor se quedó mirándome embobado y no era para menos pues yo julieta rodriguez desnuda estaba con mi ropa de colegio bastante ceñida a mi cuerpo.

Mi padre sale temprano hacia su trabajo y de paso nos lleva hasta nuestro colegio a mi hermano y a mí. Regresa por la noche como a las siete ya que trabaja en un almacén en las afueras de la ciudad que le queda bastante lejos de nuestra casa. Yo julieta rodriguez desnuda curso el último año de mi secundaria y tengo unos deliciosos 17 años.

Días después que comenzaron con los trabajos en casa, note que mi madre cambio bastante, desde su forma de vestir hasta su estado de ánimo. Dejó de usar sus pantalones sueltos para usar faldas cortas e incluso shorts de jean bastante ceñidos. Yo julieta rodriguez desnuda no veía nada malo en que lo haga pero una vez que regresaba del colegio con mi hermano le vi conversando muy sonriente con los albañiles.

Desde entonces la observaba detenidamente y descubrí que constantemente se acercaba a los trabajadores para ofrecerles refresco o algo de comida. Y siempre retornaba a la cocina muy sonriente. Pensé en que probablemente al señor de edad le gustaba mi mamá y la andaba coqueteando. Desde la ventaba de mi cuarto tenía una gran vista del patio de la casa en donde estaban realizando la remodelación. Desde allí yo julieta rodriguez desnuda notaba las actitudes de mi madre que antes no se las veía ni con mi padre. Por las noches pensaba con mucha tristeza ¿será acaso que mamá es una puta?

Con el paso de los días descubrí que a mi madre no le interesaba tanto el señor, sino más bien el jovencito, pues además de atenderlo muy bien a cada momento lo llevaba a la cocina para que le ayudara con algunos quehaceres que requerían de su fuerza. Seguro mi madre debió de pensar que yo julieta rodriguez desnuda no me percate de ello, pero era muy evidente, pues lo mandaba traer al chico para que le acomodara las sillas, la mesa o que le bajara algunas ollas de la despensa, es decir tonterías.

Hasta que un viernes en que amanecí caliente me puse para irme al colegio una de mis faldas más cortas con unas pantis blancas debajo, que por cierto me quedaban muy bien: me ajustaban y marcaban las piernas sumado a mi minifalda que con la ayuda del viento se movían bonito dibujando mi culito redondo. Soy julieta rodriguez desnuda de estatura mediana pero delgada y con esas pantis mis piernas se volvieron más carnosas que de costumbre. Ese día en el colegio capte las miradas de todos los chicos de mi salón e incluso de algunos profesores.

Al retornar a casa decidí no quitarme el uniforme pues era fin de semana, así es que me quede como colegiala hasta la hora en que tuve que irme a duchar para luego irme a dormir. Esa tarde en varias ocasiones tenía que pasar por el patio para hacer mis quehaceres de casa y también del colegio. Entonces yo julieta rodriguez desnuda me di cuenta en la forma como me desvestían con la mirada los albañiles, siendo el más enfermo e indiscreto de los dos el señor de más edad. Era un tipo muy amable y cada vez que me hacía algún comentario en lugar de mirarme a los ojos bajaba su mirada hacia mis piernas. Incluso note como se mordía los labios lo que me causo algo de excitación.

Esa noche no pude dormir, me desvele pensando en muchas cosas que me daban vueltas en la cabeza como el entender porque mi mamá se comenzó a vestir tan atractiva y porque tenía ese comportamiento con el chico, eso me generaba celos, pensé incluso en yo julieta rodriguez desnuda contárselo a papá. Por otro lado me daba que pensar la forma tan enfermiza en cómo me veía las piernas el cuarentón de los trabajadores, creo que nadie me había visto de esa manera, con tanto deseo y eso me calentaba bastante.

A la mañana siguiente me levante muy temprano a pesar de la trasnochada. Mis padres se alistaban para salir pues fueron invitados a un bautizo del hijo del jefe de mi papa. Tomamos el desayuno los cuatro y cerca de las nueve de la mañana llegaron los trabajadores para iniciar su jornada laboral. Mi padre aprovecho para hablar con ellos y pedirles que lo esperen a que regrese para cancelarles lo de correspondiente a esa semana. Ni bien se fueron mis padres yo julieta rodriguez desnuda puse a volar mi cabeza, estaba como una loca pensando en el señor de mirada enferma, pensé en hacerle un juego de seducción y ver hasta dónde podía llegar.

A mi hermano lo deje en su cuarto enganchado con su play station para que no interrumpiera mis planes. Entonces aproveche y me fui a mi habitación para arreglarme lo más rápido posible, copiando la técnica que utilizaba mi madre. Yo julieta rodriguez desnuda inicie entonces el reto de convertirme en la chica más puta que ese viejo haya visto: me puse un short jean muy corto, debajo una tanga para que mis nalgas se vieran más redondas y arriba un polo corto que dejaba al aire mi ombligo y mis anchas caderas. Cuando estaba a punto de salir al patio para pasearme y modelar ante los albañiles, se me vino a la memoria como se había vestido mi madre el día anterior y fui a su cuarto para tomar unas pantimedias de su cajón. Esa prenda la verdad que me hace sentir muy perra, así es que me las puse y decidí salir así.

Cuando pase caminando por el patio el señor casi se desmalla de la impresión, me observo de pies a cabeza e incluso dejo de hacer lo que estaba haciendo en ese momento para no perderse ni un momento de mí. El muchacho tampoco dejaba de verme y el viejo le dijo enojado “ponte a trabajar, que esto lo tenemos que entregar para hoy mismo”. Yo julieta rodriguez desnuda empecé a sentir mucha excitación al ver la reacción del señor, entonces me acerque donde él para decirle, al mejor estilo de mi madre, si podía ayudarme a llevar una escalera hasta mi cuarto ya que necesitaba limpiar mi ropero y no llegaba hasta la parte de arriba de él.

El señor no dudo en prestarme la ayuda que le solicite. Todo el camino hasta mi cuarto no dejaba de observarme las piernas y el culo. Era lo que más le llamaba la atención de mi cuerpo. Cuando estuvimos en mi cuarto me propuso quedarse para detenerme la escalera a lo que yo julieta rodriguez desnuda pícaramente accedí pues era obvio que lo hacía para verme desde abajo. Mientras subía se disculpó un momento y fue al patio, desde mi ventana observe que lo mando al muchacho a comprar y volvió a la carrera. Estaba preparando el terreno para quedarse a solas conmigo.

Cuando regreso a mi cuarto se puso detrás de la escalera sujetándola fuertemente pero mirando en todo momento mis piernas y mi trasero. Yo julieta rodriguez desnuda  al notar que la cogía firmemente comencé a subir y cuando estaba en lo más alto resbale mi pie, como si estuviera a punto de caerme, entonces el viejo rápidamente suelta la escalera y con sus manos coge mis piernas, por arriba de las rodillas. Con su mirada totalmente degenerada me dice “con cuidado señorita, por suerte conmigo está bien segura, solo déjese llevar”. Le agradecí la acción y me quedé así por un rato.

La mirada de ese señor me transmitía mucho fuego, sentía que me llenaba de pasión, de lujuria, de deseo. Entonces no resistí más y comencé a besarlo de una manera loca. El viejo besaba muy rico, nunca antes había sentido que alguien me devoraba a besos. Su lengua hizo lo que quiso con la mia y con mis labios. Entonces yo julieta rodriguez desnuda estaba totalmente entregada a él, deseaba que me desnudara y me penetrara de una vez, que me hiciera sentir mujer. Y no me equivoque: si besaba tan bien lo que me hizo después en mi cuarto fue simplemente espectacular.

Luego de que el viejo me hiciera vibrar de placer varias veces regreso a su trabajo. Después de descansar un poco por lo agitado que estuvo el sexo con el señor entonces yo julieta rodriguez desnuda me di un baño y me aliste para cuando mis padres regresaran. La panti de mi madre la tuve que meter a lavar pues estaba totalmente mojada de mis líquidos seminales. Desde ese entonces cada vez que veo un cuarentón recuerdo lo que ese señor me enseño en la cama.

La entrada CUARENTÓN HACE VIBRAR A JULIETA RODRIGUEZ DESNUDA aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2x4jDfu
via IFTTT

A MI VECINA ANDREA MONTENEGRO DESNUDA LE ROMPÍ EL CULO

Etiquetas

,

Desde que nací viví en el mismo barrio. Allí conocí verdaderos amigos con los cuales me une un sentimiento tan fuerte como de hermanos, allí pase la mejor de las infancias, allí disfrute de mis primeras juergas, allí conocí a mi primer amor, en resumen allí fui completamente feliz. Pero ahora apareció una nueva motivación, un nuevo amor asoma, es andrea montenegro desnuda una vecina recién llegada al condominio que levantaron en el antiguo descampado del barrio.

Desde la construcción de ese edificio tenía la curiosidad de saber cómo serían los nuevos vecinos. Por mi cabeza pasaba la idea que serían familias jóvenes, parejas solas o con hijos muy pequeños. Esperaba que aparecieran nuevos amigos para la mancha que teníamos en el barrio, pero nunca imagine que entre los propietarios de los departamentos estaría andrea montenegro desnuda quien desde el primer momento en que la vi me volvió loco con su belleza.

Actualmente curso el cuarto año de la carrera de administración de empresas, tengo 20 años y el nuevo condominio se levantó justo al frente de mi casa. Desde que empezaron a habitarla pude distinguir a andrea montenegro desnuda quien gusta de vestir muy sexy con diminutos shorts o minifaldas, con ceñidos tops y casi siempre con una sonrisa para mí. Ella vivía sola pero de vez en cuando venía a visitarla un tipo mucho mayor que ella quien supuse era su enamorado. Todos los días soñaba con acariciar sus provocativas nalguitas y morder esas tetas redondas y firmes. Ella era delgada, de mediana estatura, bien formadas piernas y un culo de infarto; su carita era angelical como la de una muñeca, pero su sonrisa no me engañaba: era una coqueta y golosa.

El novio venía una vez cada dos semanas y a veces una vez al mes. Siempre tuve el presentimiento que era casado y andrea montenegro desnuda era su canita al aire. De lo que si no tenía dudas es que no le satisfacía pues ella siempre vestía provocativa, andaba muy regalona, sobre todo conmigo. A veces cuando la observaba desde la ventaba de mi cuarto que daba justo al de ella y sabía que la espiaba, de manera muy desalmada se agachaba dándome la espalda para verle todo el delicioso trasero que se maneja. Estaba ansioso por hacerla mía pero esperaba el momento preciso para poder salir con ella y hacer realidad mis sueños.

Entonces una mañana vi desde mi ventana que salía de su condominio algo apurada, vestía una minifalda roja y un polo negro corto muy ceñido que le marcaban muy bien sus pechos, traía unas sandalias oscuras y se hizo una cola en el cabello que resaltaba su bello rostro. Como yo tenía que ir a estudiar salí volando a su encuentro. Me puse detrás y entonces andrea montenegro desnuda me miró y comenzó a caminar lento.

Esperamos un momento en el paradero de la esquina hasta que llego el bus. Ella subió primero y yo detrás. Todos los asientos estaban llenos por lo que tuvimos que ir parados. Observe que andrea montenegro desnuda estaba cogida del pasamanos del techo mientras yo seguía atrás contemplándola extasiado. Había mucha gente y todos estábamos ajustados, pero finalmente pude pegarme completamente a ella quien al sentirme empezó a mover su trasero contra mí para excitarme. No lo podía creer, pensé que estaba soñando pero era cierto: ella me estaba provocando. Pude sentir su duro trasero rozar con mi pene, además con los saltos que el bus daba cada vez que pasaba por un bache me hacían golpear su culo con mis piernas, estaba demasiado arrecho con esa situación.

Entonces andrea montenegro desnuda decidió romper el hielo.

-¿Hola vecino, conoces por el centro donde puedo conseguir silicona líquida? es que tengo que hacer unas instalaciones en mi depa – dijo ella.

-Si conozco, pero mejor te acompaño, no te me vayas a perder – respondí.

-Si mejor, gracias – me dijo mordiéndose los labios.

Jugaba con su cabello y me miraba de reojo. Yo estaba detrás de ella punteándola de lo más contento cuando en eso el carro frena y ella cae sobre un señor que estaba sentado doblándose el tobillo.

-Aprende a conducir, puedes lastimar a cualquiera!!! – dijo ella gritando al conductor y visiblemente adolorida.

Bajamos en el siguiente paradero pero andrea montenegro desnuda no podía caminar.

-Vamos a una clínica – le dije.

-No es para tanto, mejor vamos a una farmacia compramos vendas, una pomada para el golpe y me llevas a mi departamento para que me cure. Además en la clínica me van a cobrar un ojo de la cara – propuso ella.

Compramos pastillas, una pomada y vendas para su tobillo. Como no podía resistir el dolor terminamos entrando a un hostal para aplicarle las medicinas. Ingresamos a la habitación rápidamente, yo la cargaba a andrea montenegro desnuda quien se quejaba del dolor. La recosté en la cama, saque la pomada y ella se levantó la faldita para que se lo aplicara en las piernas. Aunque solo se dobló el tobillo ella quería que le pusiera la crema en ambas piernas, entonces empecé a acariciarla desde el tobillo hasta su ingle, su piel era deliciosamente suave, ella me miraba tentadora y mi pene quedó erecto al instante.

-Deseo que me frotes más, me duele más arriba – me dijo cogiéndome una mano y poniéndola cerca de su conchita. Entonces empecé a untarla más rápido, ella se acostó con las piernas abiertas. Tenía las piernas gordas y calientes, tanto como lo estaba yo. Mi pene ya no podía soportarlo.

De pronto andrea montenegro desnuda comenzó a bajarse lentamente la falda y luego se quito el calzoncito quedando completamente descubierta de abajo lo que hizo que me viniera en mi bóxer al instante. Su conchita estaba depiladita y totalmente húmeda. No lo pensé dos veces y le empecé a besar con desesperación, ella también lo hacía y me metía su lengua en toda la boca, luego me comía todo su cuello provocándole mucha excitación. Me desabrocho el cinturón y me quito el pantalón, se puso de rodillas, cogió fuertemente mi pene, le dio un beso y se lo metió en su boquita. Adentro ella jugaba con su lengua acariciando la cabeza y el tronco de mi pene. Lo chupaba, lo sacudía y lo masturbaba con sus labios para hacerlo crecer aun más. Aproveche el momento para quitarle el polo y arrancarle el brasier permitiéndome ver por fin ese par de senos redondos y firmes que se veían deliciosos.

No espere mas, la cargué y la tire en la cama, coloque mi pinga entre sus pechos y andrea montenegro desnuda lo atrapo con sus dos melones y acariciándolo de una manera maravillosa. Luego de varios minutos de un buen ruso, me bajé hasta llegar a su entre pierna y empecé a meter mi lengua en su conchita que estaba algo saladita pero con un olor que me enloquecía. Ella también estaba excitada, me jalaba de los cabellos al sentir como le hacia la sopa. Me pare y la mire a los ojos, ella mordió sus labios y con respiración agitada me dijo:

-Penétrame de una vez, dame eso que tanto quiero.

Entonces acaricie mi pieza, lo puse sobre su conchita y se lo comencé a hundir de a pocos, andrea montenegro desnuda se estremeció al sentir mi pinga atravesarla. Le fui dando más rápido y ella gemía, me arañaba la espalda, gritaba con desesperación y se retorcía de placer.

-Así, más duro amor, métela toda…ahhhhhh que rico.

Sus alaridos me ponían más caliente de lo que ya estaba, cambie a la posición de costado y fue ahí donde pude verle todo su culito cerrado y oscuro por lo que andrea montenegro desnuda era trigueña, entonces le escupí en el orificio y se la empuje de a pocos suavemente. Se dio cuenta de mis intenciones y no se resistió, pero como estaba muy cerrada tuve que hacer presión con mi pieza, se la metía más y más haciéndola gritar de dolor.

-Sigue…no pares, rómpeme el culo amor, quiero que me des por atrás, mi culo es todo tuyo…mmfff…aaaayyyyy…sigue por favor.

Le fui penetrando cada vez más y note que a andrea montenegro desnuda le encantaba ese dolor. Yo continuaba con el bombeo y aproveche la excitación del momento para venirme dentro de su ano, sus nalguitas terminaron totalmente bañadas en mi leche y rojas de la irritación que le causo el mete y saca. Como aun tenia la pieza dura y ella no se había venido aun entonces en la posición de perrito le termine de dar hasta que se vino en un orgasmo brutal. Quedamos totalmente rendidos por el esfuerzo desplegado, pero totalmente felices con tremendo encuentro sexual.

Descansamos un poco y después continuamos regalándonos besos y caricias acompañados de pasión. Esa tarde después de hacerlo tres veces más acompañe a andrea montenegro desnuda a su departamento y me quede a dormir allí. Desde entonces cada vez que se puede y cuando no está su novio repetimos la faena que tanto nos gusta. Se volvió en mi vecina favorita.

La entrada A MI VECINA ANDREA MONTENEGRO DESNUDA LE ROMPÍ EL CULO aparece primero en Kinesiologas. – Articulo original de http://bit.ly/2t3QGNW

from Kinesiologas http://bit.ly/2ytSrdp
via IFTTT